PID AMAZONIA PID AMAZONIA
PID AMAZONIA

TRANSFORMACIÓN ENERGÉTICA DE LA AMAZONÍA: DESARROLLO SIN DEFORESTACIÓN
Por: Mauricio Cote

La nueva configuración sociopolítica de la Amazonía en el posconflicto ha significado un cambio en la perspectiva de conectividad e integración con el resto del país. A través del Ministerio de Transporte y sus entidades adscritas (INVIAS y ANI) se están desarrollando a lo largo de la región y principalmente en el piedemonte Amazónico, la construcción y/o recuperación de la infraestructura vial (ver Los retos de los planes en infraestructura en la Amazonia colombiana) y del transporte intermodal.  El aumento de la conectividad terrestre y el mejoramiento de puertos y aeropuertos, es un signo de confianza que se le da a la región y que acompaña el fortalecimiento de los actuales procesos políticos. 
 
La nueva infraestructura y los efectos de urbanización requieren de conexiones eléctricas seguras y permanentes para su funcionamiento.  Por ejemplo, no se podría operar un puerto o un aeropuerto sin electricidad o con suministro intermitente.  El Instituto de Planificación y Promoción de Soluciones Energéticas para las Zonas No Interconectadas – IPSE, divide la interconexión eléctrica del país en dos sistemas independientes.  Las zonas Andina, el Caribe, parte de la Orinoquía y una mínima parte de la Amazonía se encuentra dentro del Sistema Interconectado Nacional (SIN) con redes de generación y transmisión de energía.  El resto del país (incluyendo las Islas de San Andrés y Providencia) se encuentra dentro de la Zonas No Interconectadas (ZNI) que equivale al 52% del territorio nacional incluyendo 39 cabeceras municipales y 5 capitales departamentales que se caracteriza por bajo nivel de consumo, baja capacidad de pago y altos costos de prestación del servicio de energía eléctrica y pérdidas de energía.  Además, se presenta suministro eléctrico intermitente con rangos entre 6 a 24 horas al día.  Casi la totalidad de la Amazonía se encuentra en este segundo sistema.  La figura 1 a continuación muestra la distribución del suministro eléctrico en el país (Acolgen 2017) en donde el área verde corresponde a la ZNI.
 
 
 

Figura 1.  Distribución del suministro eléctrico en Colombia (Fuente: www.alcogen.org.co)
 
En la Amazonía se encuentran 61 localidades dentro de la ZNI en el Amazonas, 47 en Caquetá, 73 en Guainía, 34 en Guaviare, 35 en Putumayo y 54 en Vaupés, representando un 21% de todas las localidades nacionales y una demanda equivalente de energía.  Aunque este valor podría verse no significativo, esto se debe principalmente a las grandes extensiones que estas localidades ocupan (por el contrario, en Chocó hay 307 y en Nariño 552 en áreas reducidas).  Es decir, la Amazonía colombianaLa Amazonía colombiana es una de las seis regiones naturales de Colombia ubicada al sur del país. Limita por el norte con la Orinoquía, por el Oeste con la región Andina, por el este con Venezuela y Brasil y por el sur con Perú y Ecuador. Comprende cerca del 50% del área terrestre colombiana y es la zona menos poblada del país. La conforman los departamentos de Amazonas, Putumayo, Vaupés, Caquetá, Guainía, Guaviare y parte del Meta y Vichada. Hace parte de la selva del Amazonas que es la más extensa zona forestal del mundo. constituye casi un 70% de la ZNI en área.  De esta manera, las dinámicas actuales de desarrollo en la región van a requerir la transformación energética de la Amazonía colombianaLa Amazonía colombiana es una de las seis regiones naturales de Colombia ubicada al sur del país. Limita por el norte con la Orinoquía, por el Oeste con la región Andina, por el este con Venezuela y Brasil y por el sur con Perú y Ecuador. Comprende cerca del 50% del área terrestre colombiana y es la zona menos poblada del país. La conforman los departamentos de Amazonas, Putumayo, Vaupés, Caquetá, Guainía, Guaviare y parte del Meta y Vichada. Hace parte de la selva del Amazonas que es la más extensa zona forestal del mundo. y esto representaría, por ende, un reto para el mejoramiento del sistema ZNI del país.  
 
¿Qué se debe hacer para mejorar la seguridad energética de la Amazonía sin poner en riesgo los ecosistemas, la biodiversidad y zonas protegidas de la región? Considerar la expansión del SNI a lo largo y ancho de la Amazonía implica en primera instancia altas inversiones con bajo retorno (debido a las actividades económicas de la región). La construcción de torres de alta tensión y la infraestructura de distribución del flujo eléctrico presentaría tensiones ambientales, además de crear altos costos de mantenimiento y operación.  Por otro lado, sería un riesgo para la conservación de la flora y fauna y toda su biodiversidad, así como para las comunidades locales.  Sin duda se generaría una presión adicional en acciones antrópicas que se volvería una nueva fuente de deforestación.
 
La transformación energética de la Amazonía debe considerar un desarrollo serio y organizado de fuentes de energía renovables.  Si bien ya se ha empezado una expansión en el uso de energías alternativas (o renovables) para suplir el suministro de electricidad en la región, no hay avances significativos y se sigue siendo dependiente en casi un 95% de la disponibilidad de combustible para las plantas generadoras. 
 
Por un lado, la ubicación geográfica de Colombia favorece algunas de estas fuentes.  La energía solar es una de ellas.  Colombia se encuentran en una zona de alta radiación solar anual con valores entre los 1200 – 2000 kWh/m2 que podrían ser aprovechados a través de tecnologías fotovoltaicas. Para efectos comparativos Alemania tiene valores de 1100 - 1300 kWh/m2 y puede suministrar el 6,9% de la generación eléctrica del país.  Es decir, el aprovechamiento de esta fuente de energía permitiría cubrir la demanda total de la Amazonía colombianaLa Amazonía colombiana es una de las seis regiones naturales de Colombia ubicada al sur del país. Limita por el norte con la Orinoquía, por el Oeste con la región Andina, por el este con Venezuela y Brasil y por el sur con Perú y Ecuador. Comprende cerca del 50% del área terrestre colombiana y es la zona menos poblada del país. La conforman los departamentos de Amazonas, Putumayo, Vaupés, Caquetá, Guainía, Guaviare y parte del Meta y Vichada. Hace parte de la selva del Amazonas que es la más extensa zona forestal del mundo.. También está la posibilidad de un desarrollo por fuentes de energía eólicas, pero de acuerdo al atlas de vientos del país, la Amazonía presenta velocidades medias de viento bajas comparadas con la costa atlántica o zonas de alta montaña.  No obstante, debido a los abundantes recursos naturales de la región, una fuente adicional es el uso de biomasa que de ser aprovechada sosteniblemente podría proveer energía para la población.
 
La gran ventaja que estas fuentes de energía presentan son sus características descentralizadas y de portabilidad.  Esto permitiría llegar a zonas alejadas de manera fácil y rápida.  Además, evitaría la construcción de infraestructura que aumentaría las áreas deforestadas.  La desventaja de estas fuentes los costos de instalación y mantenimiento, y la dependencia de condiciones climáticas favorables, al menos para eólica y solar.  No es fácil, encontrar una solución para lograr la seguridad del suministro eléctrico para la Amazonía.  Sin embargo, la necesidad de garantizar el desarrollo de la región dentro del marco del posconflicto requiere considerar fuentes alternativas de energía con bajo impacto en deforestación. 
Artículos
2017-09-17

CONTÁCTANOS

¡NO TE PIERDAS NUESTRAS
ACTUALIZACIONES!

Suscríbete a nuestro boletín
Al hacerlo aceptas nuestra política de privacidad.

Suscribirse

Bogotá:

Carrera 14 # 89 - 48,
Oficina 305.
Climate Focus.
Tel: (031) 3 22 73 54

Carrera 21 No. 39 – 43,
Fundación Natura.
Cel: 314 333 0610

San José del Guaviare, Guaviare:

Calle 10 No. 20-29 Barrio La Esperanza.
Piso 2
CINDAP.
Cel: 313 812 4427

Florencia, Caquetá:
Carrera 9ª # 9-125 Barrio La Estrella.
REDCaquetaPaz.
Tel: (038) 436 43 42 Ext. 104

Línea de atención
al usuario:

320 2622498


Línea de atención técnica:

320 2837757


info@pidamazonia.com