PID AMAZONIA PID AMAZONIA
PID AMAZONIA

LLAMADO URGENTE EN EL CASO DE LOS PUEBLOS AISLADOS FRENTE A LA COVID-19
Por: Catalina Serrano, CINEP

En el tercer conversatorio de la serie “Amazonía transfronteriza y los desafíos de la pandemia contamos con la presencia de Miguel Macedo, antropólogo peruano del Instituto del Bien Común IBC con una importante trayectoria sobre pueblos indígenas en situación de aislamiento voluntario[1]. Su intervención llamó la atención sobre la cada vez más apremiante situación que enfrentan estas comunidades de cara a un posible contagio con el virus de la COVID 19. Recordemos que en América Latina se calcula la existencia de 200 pueblos indígenas en aislamiento voluntario, la mayor parte de ellos en la región amazónica.

LA TRAGEDIA DEL PUEBLO NAHUA Y EL INICIO DE LA LEGISLACIÓN SOBRE AISLADOS

Perú es uno de los países que posee la legislación más antigua sobre pueblos indígenas aislados, ésta fue formulada en los noventas después de la tragedia del pueblo Nahua, habitante de la actual reserva de Curapacori Nahuamanti. De acuerdo con Macedo, para la época, diversos actores como empresarios petroleros, la iglesia y madereros intentaron establecer contacto con estas poblaciones. Luego de varios intentos se estableció un vínculo: algunos miembros de la comunidad indígena fueron conducidos al pueblo más cercano en donde se les entregaron algunos regalos para la comunidad.

Posterior a esto, se presentó un contagio masivo de enfermedades respiratorias que causó la muerte de 300 personas, aproximadamente el 50% del total de la comunidad. De hecho, según afirma Macedo, es común encontrarse, en la Amazonía peruana, con comunidades indígenas cuyas pirámides poblacionales están incompletas, pues franjas generacionales enteras han desaparecido por el alto grado de mortalidad que generan eventos similares al que enfrentó el pueblo Nahua, pero que han sido escasamente documentados.

A partir de este evento se formula la Ley 28736 para la protección de pueblos indígenas u originarios en situación de aislamiento o en situación de contacto inicial, a través de la que se crean las reservas para pueblos aislados, en las que está restringido el acceso de foráneos. Aunque se trata de zonas intangibles, la Ley establece excepciones como cuando se ubiquen recursos naturales cuya explotación resulte de necesidad pública para el Estado, lo que facultaría su explotación por el mismo o su concesión a terceros. Dicha excepción limita notoriamente el alcance de la Ley, siendo las zonas de protección natural más eficaces en términos de protección de los territorios que las zonas para pueblos aislados.

EL SITIAMIENTO DE LOS TERRITORIOS DE LOS PUEBLOS AISLADOS

Actualmente los territorios de los pueblos indígenas en aislamiento voluntario enfrentan amenazas por deforestación, constitución de lotes petroleros, concesiones forestales, y construcción de carreteras entre otras. Esta situación es doblemente alarmante toda vez que por sus formas de vida estos pueblos son totalmente dependientes de los bosques. Macedo explica cómo estas poblaciones se movilizan en épocas de lluvia hacia las zonas más altas del territorio para descender hacía las zonas más bajas con el objetivo de buscar recursos en temporada de verano.
Más allá de un territorio asignado por la ley, la territorialidad de estas comunidades se mueve de acuerdo con la disponibilidad de recursos, en muchos casos accediendo a los territorios de poblaciones indígenas en contacto para tomar alimentos de sus chagras; situación cada vez más frecuente por cuenta de las presiones y degradación generadas sobre sus territorios por las diferentes prácticas extractivas. De esta manera, existe cierto tipo de relacionamiento o contacto ocasional entre aislados y las poblaciones más cercanas a las reservas.

CADA VEZ MÁS CERCA DE UN CONTAGIO

De acuerdo con Macedo, en el marco de la actual pandemia se han intensificado las invasiones a estas reservas, al tiempo que las instituciones públicas de control presentan mayores dificultades para hacer presencia y veeduría en estos territorios, lo que deja en un mayor desamparo a estas poblaciones de cara a la amenaza extractivista.

En toda la región amazónica se enfrenta una crisis por cuenta de los altos índices de contagio, según Macedo, en los últimos meses se registraron 700 enfermos en la región, de los cuales, 125 eran líderes o ancianos. El retorno de indígenas a sus territoritos tradicionales luego de que la crisis económica en las ciudades los dejará sin opciones de sustento, sumado al mal manejo de la política pública de entrega de bonos solidarios desde el Gobierno Nacional, ha incrementado notoriamente los riesgos de contagio.

Aunque a la fecha no existen registros sobre contagios en comunidades en situación de aislamiento voluntario, y que las poblaciones indígenas vecinas han decidido tomar medidas de protección para evitar contactos ocasionales, sí se han presentado indicios de miembros de comunidades no contactadas que han salido de las zonas de aislamiento en búsqueda de recursos. Si las comunidades vecinas ya se encuentran contagiadas, las poblaciones aisladas están a un paso de estarlo. De no tomarse medidas concretas desde ya, estaremos ad portas de repetir la terrible tragedia del pueblo Nahua treinta años despues.


[1] Antropólogo con estudios de maestría y doctorado en la Universidad San Marcos de Lima, Perú. Sus intereses profesionales son el fortalecimiento de la gobernanza de las poblaciones rurales y sus organizaciones representativas, para mejorar el manejo autónomo de sus territorios, áreas naturales protegidas y reservas indígenas para poblaciones indígenas en situación de aislamiento, todo ello en una visión a nivel de paisaje. Trabaja en el Instituto del Bien Común desde el 2016.  
 

Artículos
2020-10-16

CONTÁCTANOS

¡NO TE PIERDAS NUESTRAS
ACTUALIZACIONES!

Suscríbete a nuestro boletín
Al hacerlo aceptas nuestra política de privacidad.

Suscribirse

Bogotá:

Carrera 14 # 89 - 48,
Oficina 305.
Climate Focus.
Tel: (031) 3 22 73 54

Carrera 21 No. 39 – 43,
Fundación Natura.
Cel: 314 333 0610

San José del Guaviare, Guaviare:

Calle 10 No. 20-29 Barrio La Esperanza.
Piso 2
CINDAP.
Cel: 313 812 4427

Florencia, Caquetá:
Carrera 9ª # 9-125 Barrio La Estrella.
REDCaquetaPaz.
Tel: (038) 436 43 42 Ext. 104

Línea de atención
al usuario:

320 2622498


Línea de atención técnica:

320 2837757


info@pidamazonia.com