PID AMAZONIA PID AMAZONIA
PID AMAZONIA

EL SECTOR TURÍSTICO DEL GUAVIARE ¿QUÉ LE FALTA PARA PROSPERAR?
Escrito por: Julio del Cairo
 
El individualismo y bajo nivel organizativo que caracteriza el sector turístico en Guaviare es el mayor obstáculo que debe ser superado para que Guaviare se consolide como un destino turístico prioritario en el país.

En este momento, los integrantes de la actividad turística en Guaviare (restaurantes, hoteles, operadores turísticos, guías, etc) no tienen una visión integradora de esta actividad. Cada cual está actuando por su lado sin escuchar o ser escuchado por los demás. Esto imposibilita la creación de un frente amplio y unificado que fortalezca la posición local frente a los embates, que se ven venir, de operadores extra departamentales y/o internacionales, que en el momento que se permita su entrada al territorio, desbancarán de sus sitios a la oferta del Guaviare, ocupando sus espacios y manejando a su acomodo todo lo que tenga que ver con el turismo del territorio.

El turismo en el Guaviare se plantea como objetivo principal la consolidación de sus escenarios naturales, culturales y productivos sostenibles, ofreciendo su condición amazónica y cercanía al centro del país como los elementos centrales para cimentar una industria turística de alta calidad y demanda en diversos mercados nacionales e internacionales.

Ahora que no hay mayores restricciones territoriales por la presencia de grupos armados al margen de la ley, nuevos actores están tratando de involucrarse en la actividad turística por el alto nivel de ingresos que genera. Sin embargo, ninguno de ellos quiere visualizar  las ventajas de actuar como clúster1

Todos se sienten con los derechos y capacidades para asumir, con su propia visión, el aprovechamiento de los recursos paisajísticos, naturales y culturales que se encuentran en los predios que ocupan. Esta posición se repite con otros sectores que se benefician del turismo: Hoteles, Restaurantes, Transportes, Guianzas, Comercio, etc., en donde el individualismo rampante es la consigna general.

Estas divisiones que se presentan en la actividad turística departamental, deben ser superadas de manera pronta, eficiente y aglutinadora a través de sensibilizaciones en torno a la actividad conjunta, que les permita asumir el rápido crecimiento de esta posibilidad económica departamental, con el interés específico de que los recursos generados por ella se distribuyan de manera equitativa y justa, con un amplio control social entre todos los participantes, directos e indirectos de la acción.

Estos elementos de formación y sensibilización deben ser constantes e incidentes dentro de las mecánicas de proyección turística y no tan sólo para la población relacionada directamente con la prestación de los servicios turísticos, sino que debe hacerse extensiva, utilizando diversos medios para toda la población departamental.

Con lo anterior, en un esfuerzo de formación cultural, se busca el cambio de visión sobre su propio territorio, que los lleve a valorarlo de una forma diferente, respetando las riquezas naturales inmersas en ellos, de forma que los visitantes puedan encontrar una complementación entre lo visto y lo actuado por la población local.

Los entes territoriales (Gobernación, Alcaldía, Fondo Mixto de Cultura, Secretaria de Cultura) deben tomar partido y trabajar entre ellos y los integrantes del futuro clúster, para darle cuerpo a estas posibilidades conjuntas, dándoles a conocer, en forma sustentada y clara las reales posibilidades de esta gran empresa y sus proyecciones económicas, contrastando con lo que sucedería si se sigue actuando en forma individual y lo que pasaría si el turismo del Guaviare queda en manos de otras instancias extra-departamentales que tan sólo velarán por sus propias inversiones y rentabilidad de las mismas.

En este caso, los nativos y habitantes del territorio tan sólo quedarán para las fotografías que se tomen los turistas con la descripción de “población local”, de resto la mayoría de ingresos por todas las actividades que devienen del sector turístico, serían absorbidas por estos pulpos que poco o nada les interesa las realidades y problemática de esa población local.

Hay que emprender una serie de actividades para guiar el turismo en el Departamento. No puede ser una sumatoria de escenarios, manejados de diferentes formas, que en el peor de los casos puede llevar a la destrucción de esos mismos escenarios, como son los casos que se han presentado de “adecuación” de los sitios turísticos en algunas propiedades, que involucraron maquinaria pesada para “limpiar” las orillas de los caños de su vegetación nativa, reemplazándola por gravilla y cemento para un “mayor disfrute” de los turistas.

Las tierras guaviarenses atraen turistas por su naturaleza, paisajes únicos, culturas ancestrales y posibilidad de aventura. Por esto se debe crear un turismo que potencialice estas actividades para que estemos ofreciendo algo único, no lo mismo que ofrecen otros destinos turísticos como Melgar, Girardot u otros lugares que se caracterizan por sus fincas y resorts pero que no tienen la variedad natural propia del Guaviare. Tenemos que especializarnos en un turismo amazónico, que es nuestro gancho. Tenemos que aprovechar que la Amazonía ya se encuentra muy cerca del centro del país. Anteriormente la Amazonía era representada por la ciudad de Leticia, ubicada en el extremo sur de nuestro país. Hoy a tan sólo 4 horas de Villavicencio, y a 5 horas largas de Bogotá, ya podemos encontrar y disfrutar este territorio amazónico, y nosotros continuamos con la idea de “pavimentarlo”, “deforestarlo”, para que se parezca a otras zonas y ambientes en vez de potencializar lo que hace a Guaviare diferente.

Conservemos nuestra realidad amazónica. Aprovechémosla lo más naturalmente posible. No hagamos inversiones tontas que el turismo amazónico del Guaviare no requiere piscinas, ni piscinas con olas, ni carreteras pavimentadas, ni hoteles cinco estrellas. Requiere que cuidemos el patrimonio natural, recuperemos áreas degradadas, utilicemos un patrón adecuado a la naturaleza para la mínima infraestructura necesaria de servicios. 

El turista quiere visitar nuestros caños (La Lindosa, Los Pozos, Charco Indio, etc.); quiere ver los impresionantes paisajes en donde el Llano y la Selva se juntan; la inmensidad de la planicie amazónica; las indescriptibles murallas pletóricas de símbolos de antiguas civilizaciones; las impresionantes formas rocosas que inundan estos paisajes.  Por eso el lema del Departamento es: Guaviare: Diferente a todo.
 

1. “Grupo de empresas interrelacionadas que trabajan en un mismo sector industrial y que colaboran estratégicamente para obtener beneficios comunes.” https://www.google.com.co/search?q=cl%C3%BAster&oq=cl%C3%BAster&aqs=chrome..69i57.2459j0j7&sourceid=chrome&ie=UTF-8

Artículos
2017-12-15

CONTÁCTANOS

¡NO TE PIERDAS NUESTRAS
ACTUALIZACIONES!

Suscríbete a nuestro boletín
Al hacerlo aceptas nuestra política de privacidad.

Suscribirse

Bogotá:

Carrera 14 # 89 - 48,
Oficina 305.
Climate Focus.
Tel: (031) 3 22 73 54

Carrera 21 No. 39 – 43,
Fundación Natura.
Cel: 314 333 0610

San José del Guaviare, Guaviare:

Calle 10 No. 20-29 Barrio La Esperanza.
Piso 2
CINDAP.
Cel: 313 812 4427

Florencia, Caquetá:
Carrera 9ª # 9-125 Barrio La Estrella.
REDCaquetaPaz.
Tel: (038) 436 43 42 Ext. 104

Línea de atención
al usuario:

320 2622498


Línea de atención técnica:

320 2837757


info@pidamazonia.com