PID AMAZONIA PID AMAZONIA
PID AMAZONIA

LA RENDICIÓN DE CUENTAS ES NECESARIA PERO NO SUFICIENTE
Por: Mauricio Cote, miembro de Fundación Natura, aliado PID Amazonía

La sentencia de la Corte Suprema de Justicia sobre la Amazonía sujeta derechos ha cumplido más de un año y medio. Esta sentencia había ordenado al gobierno colombiano a establecer medidas y acciones para frenar la deforestación en la Amazonía colombianaLa Amazonía colombiana es una de las seis regiones naturales de Colombia ubicada al sur del país. Limita por el norte con la Orinoquía, por el Oeste con la región Andina, por el este con Venezuela y Brasil y por el sur con Perú y Ecuador. Comprende cerca del 50% del área terrestre colombiana y es la zona menos poblada del país. La conforman los departamentos de Amazonas, Putumayo, Vaupés, Caquetá, Guainía, Guaviare y parte del Meta y Vichada. Hace parte de la selva del Amazonas que es la más extensa zona forestal del mundo., enfrentar el cambio climáticoEs la alteración global del clima debido a acciones de tipo antrópico que se reflejan en cambios, normalmente extremos, de patrones de lluvias o épocas de sequía.  El cambio climático puede implicar tanto en aumentos como dismunición de la temperatura en algunas zonas de La Tierra que afectan la biodiversidad, el recurso hídrico y las comunidades más vulnerables a estos cambios.  y proteger la vulneración del derecho de las generaciones futuras de gozar de un ambiente sano. La deforestación en la región Amazónica pasó de 56.592 ha a 70.074 ha entre 2015 y 2016 para luego incrementar a 144.147 ha en 2017. El 2018 presentó una leve reducción con 138.176 ha pero manteniendo niveles muy por encima de los históricos de los últimos seis años.
 
Si bien parecía que la sentencia se hubiera quedado solo en el papel, sin mucha incidencia o injerencia en la real reducción de la deforestación, y se percibiera como un manifiesto más frente a los retos ambientales sin capacidad de reacción, se destaca la reacción del Tribunal Superior de Bogotá al haber citado a más de 90 entidades nacionales y regionales en nueve audiencias públicas a que den explicaciones de sus acciones para dar cumplimiento a la sentencia[1]. Esto producto de un escrito enviado al Tribunal por los accionantes de la tutela – que resultó en la STC 4360/18, donde se demostraba que ninguno de los demandados había cumplido a cabalidad las órdenes de la CSJ.
 
Entre estos estaban: Presidencia de la República Ministerios de Ambiente, Hacienda, Cultura, Interior, Agricultura y Defensa, así como a la Corporación Autónoma Regional de la Amazonia, la Corporación para el Desarrollo Sostenible del Área de Manejo Especial La Macarena, Cormacarena, la Corporación para el Desarrollo Sostenible del Norte y el Oriente Amazónico, CDACorporación para el Desarrollo Sostenible del Norte y del Oriente Amazónico, el Instituto de Meteorología y Estudios Ambientales, IDEAMInstituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales. Es la entidad gubernamental adscrita al MADS que se encarga del apoyo técnico y científico sobre el estado y las dinámicas de los recursos naturales y del medio ambiente en el país. y las Gobernaciones de departamentos Amazónicos.
 
El Tribunal ha identificado diversos inconvenientes para la materialización de la sentencia como falta de recursos económicos, de personal, logísticos. Por otro lado, falta de coordinación entre las entidades y amenazas a funcionarios entre otros[2]. Las audiencias se realizarán en los meses de octubre y noviembre, en Bogotá y algunas ciudades de la región amazónica. Son diálogos públicos entre las organizaciones citadas, ciudadanos y servidores públicos para presentar, evaluar y realimentar la gestión de las autoridades.
 
Presidencia presentó, por ejemplo, la priorización en la protección de la Amazonía y control de la ampliación de la frontera agrícola y algunos aspectos en ordenamiento territorial[3]. También señaló la gestión de recursos de cooperación internacional para la protección de la región. Por otro lado, Minambiente ha identificado siete factores de deforestación planteando líneas de acción que serán incluidas en 2020 en el plan de acción impuesto por la Corte y Mindefensa el fortalecimiento de planes con las autoridades indígenas.
 
Así cada una de las instituciones ha presentado y presentará sus avances frente a sus acciones para reducir la deforestación. La acción del Tribunal se aplaude y se le debe hacer un seguimiento exhaustivo a lo presentado por cada una de las organizaciones citadas. Sin embargo, es posible caer nuevamente en quedarnos en el diagnóstico y la fase de identificación de brechas y oportunidades.
 
Esta citación trae algunos retos importantes que deben ser considerados. El primero es el gran número de entidades que se encuentran como actores clave dentro de objetivo de reducir la deforestación. No es fácil coordinar las acciones de manera efectiva, sumado a la baja capacidad de respuesta y gestión del problema por parte del gobierno nacional en el territorio, para que logren el resultado esperado en tan corto tiempo. El gobierno debe tener una forma de reducir los dobles esfuerzos, articular las organizaciones y priorizar las acciones que ya han sido identificadas como primeras medidas de implementación.
 
Segundo, se ha recalcado que la reducción de la deforestación se da con salidas efectivas a las comunidades con mayor participación ciudadana e incorporando activamente la representación de las comunidades indígenas en los territorios. Es necesario que las entidades citadas involucren e integren a todas las comunidades, sectores y grupos sociales que habitan la Amazonía colombianaLa Amazonía colombiana es una de las seis regiones naturales de Colombia ubicada al sur del país. Limita por el norte con la Orinoquía, por el Oeste con la región Andina, por el este con Venezuela y Brasil y por el sur con Perú y Ecuador. Comprende cerca del 50% del área terrestre colombiana y es la zona menos poblada del país. La conforman los departamentos de Amazonas, Putumayo, Vaupés, Caquetá, Guainía, Guaviare y parte del Meta y Vichada. Hace parte de la selva del Amazonas que es la más extensa zona forestal del mundo., como un fortalecimiento y blindaje a las presiones de orden social y político que están floreciendo nuevamente.
 
Por último, es el posible choque de intereses que puede ocurrir entre los sectores. Por ejemplo, Minagricultura quiere activar líneas de crédito para promover la ganadería sostenible, que de no tener lineamientos e instrumentos claros para su implementación, así como un marco sociotécnico adecuado, puede desembocar en efectos contrarios frente al control de la frontera agrícola de Presidencia, entre otros.
 
Es por esto que es necesario realizar un mapeo adecuado de actores y sus líneas de trabajo bajo la coordinación de un clúster de instituciones que permitan una adecuada conducción de este importante objetivo, que no solo favorece la conservación de la biodiversidad, sino que responde a los compromisos climáticos del país


[1] https://sostenibilidad.semana.com/impacto/articulo/90-entidades-publicas-rendiran-cuentas-sobre-la-deforestacion-en-la-amazonia/46644
[2] https://www.dejusticia.org/abc-para-participar-en-las-audiencias-publicas-sobre-deforestacion-que-se-realizaran-en-octubre-en-bogota/
[3] https://www.eltiempo.com/justicia/investigacion/como-va-plan-para-salvar-a-la-amazonia-colombiana-423514

Artículos
2019-11-17