PID AMAZONIA PID AMAZONIA
PID AMAZONIA

LA DEFORESTACIÓN DE LA PAZ
Por: Maria Helena Cendales 

La firma del acuerdo de paz entre el gobierno colombiano y la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC-EP) en 2016 ha traído varios efectos en la región amazónica. Entre estos efectos se destacan la mejoría de la percepción de seguridad en general y de las perspectivas de desarrollo económico, aunque a la vez las amenazas y asesinatos a líderes sociales han aumentado drásticamente así como la deforestación, con variaciones entre departamentos (Graser et al. 2020) .

Con respecto al aumento de la deforestación, es necesario entender el rol que desempeñaban las FARC antes de desmovilizarse. Una investigación sobre la economía política de la deforestación en la Amazonía (Revelo-Rebolledo 2019)  muestra que hay evidencias que indican que las FARC promovieron e incluso forzaron el cultivo de coca para producir cocaína, para lo cual hicieron carreteras, siendo ambos motores de deforestación. Pero también hay evidencia de que las FARC tenían un papel de regulación para la protección del bosque en sitios sin presencia del estado. Aunque esta era una “conservación a punta de pistola”, con ella se imponían reglas para actividades como la caza, la pesca y la tala, y castigaban a quienes no las cumplían, y además regulaban la entrada de personas externas limitando así la inmigración y el acceso de inversionistas (Revelo-Rebolledo 2019).

La investigación de Revelo-Rebolledo (2019) también analiza las diferencias de deforestación entre los departamentos. El investigador afirma que la deforestación es el resultado de tres causas principales que interactúan entre sí en distintas medidas según municipios y departamentos. La primera explicación tiene que ver con el nivel de desarrollo económico, la segunda con el tipo de actividades económicas establecidas y la tercera con los cultivos de coca.

En este sentido, en cuanto a la primera explicación, Revelo-Rebolledo y otros autores (como Prem et al. 2020)  muestran que los departamentos con mayor desarrollo económico son los más deforestados. Estos son los más conectados a los mercados, en los que suele haber mayor presencia del estado y, por lo tanto, en donde más se han implementado las políticas de desarrollo económico, descuidando históricamente la preservación de los bosques y en general de los recursos naturales.

La segunda explicación indica que según el tipo o el sector económico establecido, la intensidad del uso de la tierra varía y se requieren diferentes infraestructuras que permitan llevar la producción al mercado. Es decir, si la actividad es agropecuaria, esta requiere áreas extensas, carreteras, frigoríficos y energía eléctrica (caso Caquetá). Mientras que si la actividad es la extracción de petróleo, necesita infraestructura más básica como tubería (caso Putumayo), y por lo tanto hay una deforestación diferenciada. La tercera es la que explica la deforestación más reciente, ya que los cultivos de coca han crecido en las últimas dos décadas.

La presencia del estado representada en carreteras, políticas e incentivos a la producción, etc., ha hecho que los municipios y departamentos estén más integrados y sujetos a las dinámicas de los mercados. Y uno de los desafíos más importantes del gobierno es que esto no se vuelva una trampa en la que “la tala de los bosques es el costo de extender el poder del estado y la reducción del estado es el precio de proteger los bosques” (Revelo-Rebolledo 2019, p. 280). Si lograr la paz se asocia con una mayor presencia y control del estado de la manera en que históricamente se ha hecho, entonces, en este sentido la paz se alcanzará a costa de los bosques que aun quedan (Graser et al. 2020).

De otro lado, con la llegada de inversionistas y empresas privadas, el mercado aumenta su influencia y el estado reduce su papel regulador, por lo que se cede a los privados buena parte del control. Incluso se deja mayor responsabilidad a los privados y a los mercados la generación de soluciones contra la deforestación, basados en acciones voluntarias como la certificación forestal (Bhagwat et al. 2017)  que pueden funcionar para mercados internacionales. Sin embargo, el mercado nacional, al cual está dirigida casi toda la producción agropecuaria amazónica, no tiene en cuenta ni mucho menos exige acciones de responsabilidad ambiental a las empresas.

Al desarticularse la guerrilla otros problemas se hicieron más visibles. Las deficiencias institucionales se desvelaron y por lo tanto se exacerbaron los problemas estructurales presentes por años en la Amazonía, lo que ha llevado a que surjan nuevos brotes de violencia (Graser et al. 2020). Esto además seguramente será un desincentivo para la inversión privada legal en la región. En manos del gobierno y la sociedad civil está la estabilización de la paz, lo cual requiere soluciones transformadoras que incluyen la implementación de una reforma rural integral (ya mencionada en el Acuerdo de Paz) , la inclusión del bosque, el agua y los servicios ecosistémicos en los planes de desarrollo municipales y departamentales, y la conciliación de los diferentes actores sobre su visión para el desarrollo sostenible de la región.

1 Graser M, Bonatti M, Eufemia L, Morales H, Lana M, Löhr K, Sieber S. 2020. Peacebuilding in rural Colombia - A collective perception of the integrated rural reform (IRR) in the Department of Caquetá       (Amazon). Land 2020, 9(2), 36.
2 Revelo-Rebolledo J. 2019. The political economy of Amazon deforestation: Subnational development and the uneven reach of the Colombian state. Publicly Accessible Penn Dissertations. 3511.
3 Prem M, Saavedra S, Vargas JF. 2020. End-of-conflict deforestation: Evidence from Colombia’s peace agreement. World Development. Volume 129, May 2020, 104852.
4 Bhagwat SA, Humphreys D, Jones N. 2017. Forest governance in the Anthropocene: Challenges for theory and practice. Forest Policy and Economics, Vol. 79, 1–7.
5 Oficina del Alto Comisionado para la Paz Colombia. 2016. El Acuerdo Final de Paz. Poder Legislativo, Colombia (Cartilla completa del Acuerdo). www.refworld.org.es/docid/5a874f254.html



Artículos
2020-02-25

CONTÁCTANOS

¡NO TE PIERDAS NUESTRAS
ACTUALIZACIONES!

Suscríbete a nuestro boletín
Al hacerlo aceptas nuestra política de privacidad.

Suscribirse

Bogotá:

Carrera 14 # 89 - 48,
Oficina 305.
Climate Focus.
Tel: (031) 3 22 73 54

Carrera 21 No. 39 – 43,
Fundación Natura.
Cel: 314 333 0610

San José del Guaviare, Guaviare:

Calle 10 No. 20-29 Barrio La Esperanza.
Piso 2
CINDAP.
Cel: 313 812 4427

Florencia, Caquetá:
Carrera 9ª # 9-125 Barrio La Estrella.
REDCaquetaPaz.
Tel: (038) 436 43 42 Ext. 104

Línea de atención
al usuario:

320 2622498


Línea de atención técnica:

320 2837757


info@pidamazonia.com