PID AMAZONIA PID AMAZONIA
PID AMAZONIA

LA AMAZONÍA Y LA SEGUNDA VUELTA PRESIDENCIAL
Escrito por: Luis Cote
 
Hace un mes, con ocasión de la primera vuelta presidencial comparamos los planes de cinco de los candidatos con respecto a la deforestación y la Amazonía (Ver ¿Está la Amazonía colombianaLa Amazonía colombiana es una de las seis regiones naturales de Colombia ubicada al sur del país. Limita por el norte con la Orinoquía, por el Oeste con la región Andina, por el este con Venezuela y Brasil y por el sur con Perú y Ecuador. Comprende cerca del 50% del área terrestre colombiana y es la zona menos poblada del país. La conforman los departamentos de Amazonas, Putumayo, Vaupés, Caquetá, Guainía, Guaviare y parte del Meta y Vichada. Hace parte de la selva del Amazonas que es la más extensa zona forestal del mundo. en el radar de los candidatos presidenciales?). A continuación, presentamos las propuestas ambientales y las apuestas para la Amazonía de los candidatos que alcanzaron la segunda vuelta: Iván Duque y Gustavo Petro.
 
La propuesta ambiental general de Ivan Duque abarca 11 de las 203 propuestas de Iván Duque y Marta Lucía Ramírez. En términos institucionales, Duque propone la creación de la Fuerza de Reacción Integral Ambiental (FRIA)[1] para proteger la biodiversidad y el agua que serán declarados Activos Estratégicos de la Nación. Se buscará además fortalecer la Dirección de Gestión Integral del Recurso Hídrico y la estructuración de un mercado de capitales para el sector minero. Duque propone la renovación y modernización de la institucionalidad ambiental, así como el aumento del presupuesto para inversión en prevención, protección, monitoreo y mitigación de daños ambientales y el fortalecimiento Sistema Nacional Ambiental, SINA. Sin embargo, no queda claro cómo se darán dichos fortalecimientos institucionales ni tampoco su contenido, y no se menciona la palabra Amazonía, ni la palabra deforestación en sus propuestas.
 
La apuesta ambiental de Duque también señala que “las actividades productivas deberán comprometerse, según les corresponda, con la protección del agua, la conservación de páramos, la reducción del impacto en el cambio climáticoEs la alteración global del clima debido a acciones de tipo antrópico que se reflejan en cambios, normalmente extremos, de patrones de lluvias o épocas de sequía.  El cambio climático puede implicar tanto en aumentos como dismunición de la temperatura en algunas zonas de La Tierra que afectan la biodiversidad, el recurso hídrico y las comunidades más vulnerables a estos cambios. , la calidad del aire y la gestión limpia de los suelos”. En esa misma vía, se ratifica el compromiso nacional con la mitigación del cambio climáticoEs la alteración global del clima debido a acciones de tipo antrópico que se reflejan en cambios, normalmente extremos, de patrones de lluvias o épocas de sequía.  El cambio climático puede implicar tanto en aumentos como dismunición de la temperatura en algunas zonas de La Tierra que afectan la biodiversidad, el recurso hídrico y las comunidades más vulnerables a estos cambios.  mejorando la gestión de residuos, reduciendo la huella de carbono con compromisos individuales, promoviendo y aprovechando el Mecanismo de Desarrollo Limpio. Una de sus propuestas incluye campañas que fortalezcan la cultura ambiental a nivel empresarial y familiar, para crear conciencia sobre la biodiversidad de Colombia. Otra propuesta apunta a integrar “la producción agrícola con prácticas sostenibles, limpias y respetuosas del ambiente”.
 
Las propuestas de Duque son planteamientos generales y sus lineamientos no son desarrollados a profundidad. Las propuestas más elaboradas son las que apuntan a regular las consultas populares y proponen un desarrollo minero-energético “con los más altos estándares de responsabilidad ambiental”. Con respecto a las consultas, se busca alcanzar una definición clara de las “competencias en materia de hidrocarburos, y el alcance de las consultas populares en actividades estratégicas, de utilidad pública y de interés nacional”. Duque buscará una enmienda constitucional para subir el umbral de las consultas y revocatorias de mandato y cambiar las reglas para la recolección de firmas. En cuanto al desarrollo minero-energético, señala que “se adelantará un programa de sostenibilidad ambiental en la pequeña y mediana minería y se combatirá sin tregua la minería criminal”. Dicho programa incluye entre otras: i.) Promoción de Inversión Internacional a Gran Escala para la producción y exportación de energías renovables; ii.) Atención integral y desarrollo productivo de hidrocarburos en las regiones; y iii.) Planes de manejo, mitigación y cierre enfocados en la desmineralización y despetrolización de las economías locales. 

 
Por su parte, Gustavo Petro incluye los derechos de la naturaleza y el ordenamiento del territorio alrededor del agua dentro de las líneas generales de su programa de gobierno, y publicó un documento con su programa ambiental. La palabra Amazonía se menciona ocho veces y se dedica un apartado a la región en el cual se resalta su “invaluable riqueza biológica y cultural,” se identifican sus principales problemas incluyendo la deforestación, y se priorizan la valoración de los saberes ancestrales y en el fortalecimiento de la institucionalidad ambiental para su solución. Se señala además que se acatará el fallo de la Corte Suprema de Justicia que establece que la Amazonia es sujeto de derechos (Ver Sentencia STC 4360-2018).
 
Petro apunta que las principales tareas de su eventual gobierno en materia ambiental serán la lucha contra la deforestación, la protección de los páramos y del sistema de áreas protegidas y la incorporación de criterios de sostenibilidad de las distintas actividades productivas. Para el caso concreto de la Amazonía se incluyen además, como principales desafíos, la minería ilegal, los cultivos de uso ilícito y la ampliación de la frontera agrícola.
 
Para solucionar las problemáticas identificadas y gestionar los conflictos ambientales, se propone un trabajo conjunto con las comunidades locales para ejecutar una política nacional de restauración de los ecosistemas acuáticos y terrestres. En la Amazonía se haría énfasis en la garantía de los derechos de los pueblos indígenas y en la valoración de sus saberes ancestrales, así como en el fortalecimiento de la institucionalidad ambiental de manera conjunta con las autoridades étnicas y los países vecinos. Petro también propone el fortalecimiento del papel del sector público en varios ámbitos incluyendo: i.) regulación; ii.) gestión ambiental; iii.) investigación científica y v.) la promoción de una economía donde lo ambiental sea priorizado. En lo institucional se resaltan las normas ambientales que consagra la Constitución, así como el fortalecimiento del SINA y el Sistema Nacional de Gestión del Riesgo.
 
En cuanto a las consultas populares, Petro señala que las respetará al igual que los acuerdos municipales en defensa del patrimonio ecológico y cultural, añade además que se desarrollarán programas de desarrollo productivo en las regiones que decidan no continuar o prohibir la extracción minera o de hidrocarburos. El programa afirma que se les exigirá a las empresas mineras la rehabilitación de las áreas intervenidas, la descontaminación de los ríos, así́ como el restablecimiento de los derechos de las poblaciones afectadas. Con respecto al desarrollo minero-energético, se señala que los desafíos del cambio climáticoEs la alteración global del clima debido a acciones de tipo antrópico que se reflejan en cambios, normalmente extremos, de patrones de lluvias o épocas de sequía.  El cambio climático puede implicar tanto en aumentos como dismunición de la temperatura en algunas zonas de La Tierra que afectan la biodiversidad, el recurso hídrico y las comunidades más vulnerables a estos cambios.  no solo implican mejores políticas ambientales sino transformaciones profundas en el modelo económico, incluyendo la disminución del uso de energías fósiles con transiciones hacia energías renovables, la racionalización del consumo y el fomento del uso sostenible de la biodiversidad. Se prohibirá el fraccionamiento hidráulico (fracking) y demás formas de exploración y explotación de yacimientos no convencionales. También se prohibirá la minería a cielo abierto y la explotación de hidrocarburos en páramos, manantiales, zonas de recarga de acuíferos, ecosistemas estratégicos, áreas protegidas, reservas forestales, o distritos de manejo integrado.
 
En suma, las propuestas de Iván Duque no incluyen expresamente a la Amazonía, y aunque se reconoce la importancia de la biodiversidad y el agua, sus propuestas para su protección no son claras. Le apuesta en gran medida a la limitación de las consultas populares y desarrollo minero-energético con responsabilidad ambiental. Por su parte el programa ambiental de Gustavo Petro reconoce explícitamente la importancia de la Amazonía, identifica sus principales problemáticas y conflictos ambientales y planea su solución a partir del involucramiento de las comunidades, los pueblos indígenas y sus saberes ancestrales, así como el fortalecimiento de la institucionalidad ambiental y cambios en el modelo económico basado en los extractivismos. Además, plantea detener la deforestación en el país comenzado por la Amazonía.
 
Finalmente, vale la pena recordar que la Amazonía representa algo más del 42% del territorio continental colombiano y concentra al menos un tercio de la deforestación del país por lo cual políticas ambientales y estrategias para frenar la deforestación en la región resultan fundamentales para el cumplimiento de los compromisos internacionales que el país ha adquirido en materia de mitigación del cambio climáticoEs la alteración global del clima debido a acciones de tipo antrópico que se reflejan en cambios, normalmente extremos, de patrones de lluvias o épocas de sequía.  El cambio climático puede implicar tanto en aumentos como dismunición de la temperatura en algunas zonas de La Tierra que afectan la biodiversidad, el recurso hídrico y las comunidades más vulnerables a estos cambios.  y deforestación. Además, su conservación podría convertirse en un escenario ideal para profundizar en el escenario de post-conflicto iniciativas de reconciliación y convivencia pacífica con enfoque ambiental como es el caso de los proyectos Amazonía Sostenible para la Paz y Ambientes para la paz vida digna y reconciliación.


 

[1] La FRIA estaría constituida por la Policía, las Fuerzas Militares, la Fiscalía y las autoridades ambientales, con la asistencia de los organismos de inteligencia del Estado.
 

Artículos
2018-06-14

CONTÁCTANOS

¡NO TE PIERDAS NUESTRAS
ACTUALIZACIONES!

Suscríbete a nuestro boletín
Al hacerlo aceptas nuestra política de privacidad.

Suscribirse

Bogotá:

Carrera 14 # 89 - 48,
Oficina 305.
Climate Focus.
Tel: (031) 3 22 73 54

Carrera 21 No. 39 – 43,
Fundación Natura.
Cel: 314 333 0610

San José del Guaviare, Guaviare:

Calle 10 No. 20-29 Barrio La Esperanza.
Piso 2
CINDAP.
Cel: 313 812 4427

Florencia, Caquetá:
Carrera 9ª # 9-125 Barrio La Estrella.
REDCaquetaPaz.
Tel: (038) 436 43 42 Ext. 104

Línea de atención
al usuario:

320 2622498


Línea de atención técnica:

320 2837757


info@pidamazonia.com