PID AMAZONIA PID AMAZONIA
PID AMAZONIA

EN QUÉ RENGLONES ECONÓMICOS ESTÁ FUNDAMENTADA LA ECONOMÍA DEL DEPARTAMENTO DEL GUAVIARE EN LOS ACTUALES MOMENTOS?
Escrito por: Julio Roberto del Cairo
Breve Historia

Las situaciones vividas por el Guaviare en el lapso temporal de finales del Siglo XIX a los principios del Siglo XXI, han influido en forma determinante para que el Departamento se encuentre en la situación actual de bajos niveles de apropiación del territorio por sus habitantes y preeminencia de sistemas productivos lesivos al ecosistema.
El Guaviare, desde finales del Siglo XIX, ha venido sufriendo las continuas expoliaciones de sus riquezas biodiversas (quina, caucho, pieles), sin que en ningún momento se hubiera invertido en la región, parte, tan siquiera, de los recursos obtenidos para que dinamizaran una economía propia a partir de los agentes extractivistas. No se generaba sentido de pertenencia por la región.



Cuando se inicia la colonización de El Retorno en 1969, empieza una colonización que recibe a grupos humanos de diversas regiones del país, desplazados por la violencia partidista y que dedicaron todos sus esfuerzos a su asentamiento en el territorio. Esta colonización duró 10 años (1969-1979) en donde la relación hombre-naturaleza estaba circunscrita a la derriba de bosque, para darle espacio a la de cultivares de ciclo corto (Yuca
Nombre común de diversas plantas euforbiáceas normalmente encontradas en la Amazonía colombiana, cuyas raíces en forma de tubérculos contienen una fécula comestible, como la mandioca.
, maíz, arroz), para la subsistencia del colono y el desarrollo de su plan de vida en las condiciones impuestas por las realidades del suelo.

A finales de los 70´s hace su aparición el cultivo de coca, que ha marcado desde entonces al Guaviare, estigmatizado a nivel nacional por todos los fenómenos sociales y económicos derivados de su explotación (violencia, guerrilla, paramilitarismo, narcotráfico, corrupción, facilismo, visión cortoplacista, derroche, etc.), y por los que aún son señalados y estigmatizados los habitantes del departamento.

Para los cultivadores de la coca, esta no representó nada más que la posibilidad de darse algunas satisfacciones temporales, porque las grandes rentabilidades del ilícito se quedaban en los intermediarios de la cadena, como sucede con cualquier producto agropecuario de producción pequeño-campesina. Los grandes capitales generados por la coca se fueron del territorio. Esos capitales fueron al interior del país y allí dinamizaron las economías de otras regiones. El Guaviare se quedó con la problemática y el estigma.

Un sector económico que tuvo crecimiento, aunque no en tecnología pero si en volumen, fue el ganadero, que sirvió como “ahorro” de excedentes de la coca para algunos cultivadores, quienes invirtieron en compra de bovinos, dejándolos a libre albedrío en los diferentes predios, mientras sus dueños se dedicaban a actividades de mayor rentabilidad.


La actualidad económica

Hoy en día la población bovina del Guaviare asciende a 360.000 cabezas en 4000 predios lo que arroja un promedio simple de 90 cabezas/predio y que moviliza aproximadamente 60.000 cabezas/año a diferentes mercados, generando unos $100.000.000.000/año a la economía departamental (incluyendo la producción de leche cercana a los 5.000.000 de litros/año).[1] El resto de renglones económicos agropecuarios: cacao, caucho, frutales amazónicos no representan, en sumatoria, una cifra superior a los $2.000.000.000/año.[2]

Los antecedentes cocaleros fortalecieron al sector comercial y de servicios, que vio crecer en forma notable establecimientos como Hoteles, restaurantes, transportes, comercio, bares y discotecas, lo que aunado al sector informal de comercio, muestran una imagen de prosperidad que no está fundamentada en una economía endógena consolidada.


Pero ¿En qué está fundamentada la economía del departamento del Guaviare en la actualidad?

La respuesta se halla en los ingresos procedentes de la producción de coca; la comercialización de ganado y leche; los ingresos que generan las especies agroforestales de cacao, caucho y frutales amazónicos; el subempleo, el empleo formal estatal (Instituciones estatales, FFMM), ONG; contratistas de diversas obras, y subsidios gubernamentales a la población vulnerable (desplazados, mujeres cabeza de hogar, adulto mayor, Familias en Acción, más familias en acción, Familias Guardabosques, Jóvenes en Acción), que representan una cifra alta de los ingresos al Departamento.

Hay esfuerzos individuales como el caso de PLANCOA – SAS, orientado al procesamiento y comercialización de especies culinarias y el proceso iniciado por ASOPROCEGUA para superar su problemática técnica, operativa y de ampliación de mercados, al optar por una nueva sociedad (ASOPROCEGUA, Selva Nevada y Selvática), lo que es una muestra clara de la necesidad de vinculación de capitales privados generando visión empresarial en las organizaciones existentes.



De otro lado, aparece el caucho y las posibilidades reales de transformación del producto localmente, a partir de la formulación del proyecto que posibilita esta etapa y que puede brindar una dinamización de su extracción por parte de los campesinos, lo que representará también el fortalecimiento de la economía cauchera en el territorio.[3]

La ganadería es, tal vez, el renglón que más dificultades presenta para integrarse al ciclo económico del departamento, en los términos que están planteados para cualquier proyecto económico en el Guaviare: socialmente aceptado, ambientalmente sostenible y económicamente rentable.


Que hacer?

La transformación del sistema productivo ganadero actual (extensivo), por un sistema más adecuado a los suelos y condiciones ambientales del territorio representa un gran reto para todos sus estamentos, debido a que incide directamente sobre aspectos culturales que están hondamente calados en las costumbres y prácticas de la población.

Su transformación real debe pasar por un convencimiento total de las instancias comunitarias y gubernamentales (locales y nacionales), sobre la necesidad de modificar éste sistema productivo. En segundo lugar, debe haber un apoyo irrestricto, técnico y financiero, por parte del Estado y la comunidad internacional, para llevarla por el camino de su apropiación comunitaria. Finalmente, tomar medidas sancionatorias y correctivas, para aquellos productores que no cumplan con los pasos trazados para lograr la transformación del sistema.

Este será un camino dispendioso, pero se estima como el único posible para poder conciliar el choque conceptual de ganadería y Amazonía, conceptos al parecer irreconciliables. Pero aquí se parte de un hecho contundente: El daño ya está hecho.  El cese de la presión sobre el bosque, la recuperación de praderas en sistemas agroforestales y silvopastoriles y la optimización de la producción ganadera, serán los elementos que apalancarán buena parte de la transformación social y productiva del Guaviare.
 
 

[1] CINDAP, 2015. Plan de Acción apuesta ganadería. INNPULSA, BANCOLDEX
[2] CINDAP, 2015 Plan de Acción apuesta Caucho, Frutales, Cacao y Plantas Culinarias. INNPULSA, BANCOLDEX
 
[3] DE GREIFF, Mauricio. 2014, DEISPAZ

Artículos
2017-06-06

CONTÁCTANOS

¡NO TE PIERDAS NUESTRAS
ACTUALIZACIONES!

Suscríbete a nuestro boletín
Al hacerlo aceptas nuestra política de privacidad.

Suscribirse

Bogotá:

Carrera 14 # 89 - 48,
Oficina 305.
Climate Focus.
Tel: (031) 3 22 73 54

Carrera 21 No. 39 – 43,
Fundación Natura.
Cel: 314 333 0610

San José del Guaviare, Guaviare:

Calle 10 No. 20-29 Barrio La Esperanza.
Piso 2
CINDAP.
Cel: 313 812 4427

Florencia, Caquetá:
Carrera 9ª # 9-125 Barrio La Estrella.
REDCaquetaPaz.
Tel: (038) 436 43 42 Ext. 104

Línea de atención
al usuario:

320 2622498


Línea de atención técnica:

320 2837757


info@pidamazonia.com