PID AMAZONIA PID AMAZONIA
PID AMAZONIA

EL AGUA EN LA AMAZONIA: UNA RIQUEZA EN RIESGO
Una de las características que hacen de la región amazónica un bioma único, es su red hídrica, considerada por la Organización del Tratado de Cooperación para la Amazonía, una de las más grandes del planeta. La cuenca ocupa el 41% del espacio del continente extendiéndose aproximadamente 7 millones de km2, atraviesa Brasil, Bolivia, Ecuador, Colombia, Perú, Venezuela, Guyana, Guyana Francesa y Surinam, considerándose la más caudalosa del planeta, representando cerca del 20% de la oferta global de agua dulce[1].

Fotografía: Juan Pablo Parra

La falta de planificación durante la colonización amazónica, causa problemas asociados al uso del suelo, deforestación y explotación de recursos naturales, impactando la riqueza hídrica de la región[2]. Estudios de la Universidad de Antioquia, señalan correlación entre la deforestación y la oferta de agua dulce en la región y el mundo, al afectar la regulación de caudales, la mitigación de crecientes y la liberación de agua almacenada por sequías.

Actualmente la demanda sobre los recursos acuáticos amazónicos, su uso y manejo inadecuado, deja huella sobre los ecosistemas y dinámicas sociales de las comunidades, como lo señaló la Defensoría del Pueblo en su informe sobre el estado social, ambiental y prestación de los servicios públicos de agua potable y saneamiento básico del trapecio amazónico[3].

El Programa Mundial de Evaluación de los Recursos Hídricos (WWAP), destacó el preocupante 1% de aumento sobre la demanda anual mundial de agua, asociado al crecimiento demográfico, el desarrollo económico y prácticas de consumo. En Colombia, aunque cuenta con una amplia riqueza hídrica, debido a su distribución poco homogénea, el 61% de la población urbana – 780 cabeceras municipales del país -  presenta problemas de disponibilidad de agua, situación que se agudiza para 54% de municipios del país en temporadas secas, según estudios del IDEAMInstituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales. Es la entidad gubernamental adscrita al MADS que se encarga del apoyo técnico y científico sobre el estado y las dinámicas de los recursos naturales y del medio ambiente en el país..

El incremento de la temperatura afecta el ciclo hidrológico en la Amazonia, reduciendo la disponibilidad de agua para el consumo, ciclo de producción de cultivos, y generación eléctrica. En el país, la oferta hídrica cada vez es menor, el IDEAMInstituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales. Es la entidad gubernamental adscrita al MADS que se encarga del apoyo técnico y científico sobre el estado y las dinámicas de los recursos naturales y del medio ambiente en el país. señala como principales causantes las actividades socioeconómicas e industriales, donde el sector agrícola es quién usa el 46,6% del agua en el país. También se ha generado una degradación de cuencas resultante de la falta de medidas adecuadas para su manejo y conservación.

Generar instrumentos, estrategias y herramientas, orientadas a la gestión integral del recurso hídrico, es un reto para la región, pues es necesario articular aspectos culturales, sociales, políticos, tecnológicos, de investigación y demás elementos que aporten a dar respuesta, tanto a las realidades de cambio climáticoEs la alteración global del clima debido a acciones de tipo antrópico que se reflejan en cambios, normalmente extremos, de patrones de lluvias o épocas de sequía.  El cambio climático puede implicar tanto en aumentos como dismunición de la temperatura en algunas zonas de La Tierra que afectan la biodiversidad, el recurso hídrico y las comunidades más vulnerables a estos cambios. , como a los requerimientos de abastecimiento de los territorios.

Las necesidades entre un departamento y otro, incluso al interior de estos, en relación con la Gestión Integral del Recurso Hídrico, representa un aspecto importante para el diseño de modelos de gestión pública del agua para el Ministerio de ambiente y desarrollo sostenible, lo que llevó al establecimiento de directrices orientadas a la investigación y al desarrollo tecnológico, que faciliten y soporten las decisiones ambientales del recurso para el país[4].
 
El SINCHI en su investigación sobre “ecosistemas acuáticos de la Amazonía colombianaLa Amazonía colombiana es una de las seis regiones naturales de Colombia ubicada al sur del país. Limita por el norte con la Orinoquía, por el Oeste con la región Andina, por el este con Venezuela y Brasil y por el sur con Perú y Ecuador. Comprende cerca del 50% del área terrestre colombiana y es la zona menos poblada del país. La conforman los departamentos de Amazonas, Putumayo, Vaupés, Caquetá, Guainía, Guaviare y parte del Meta y Vichada. Hace parte de la selva del Amazonas que es la más extensa zona forestal del mundo.: avances y perspectivas”, señala la importancia de generar modelos económicos basados en actividades como el procesamiento de materias primas, la acuicultura, la zoocría, el uso de residuos y extracción de principios activos, con opciones de producción convenientes para la sostenibilidad de la riqueza hídrica amazónica.

Un manejo adecuado del recurso hídrico en la Amazonía, implica adaptarse al cambio climáticoEs la alteración global del clima debido a acciones de tipo antrópico que se reflejan en cambios, normalmente extremos, de patrones de lluvias o épocas de sequía.  El cambio climático puede implicar tanto en aumentos como dismunición de la temperatura en algunas zonas de La Tierra que afectan la biodiversidad, el recurso hídrico y las comunidades más vulnerables a estos cambios. , donde además de los ecosistemas las comunidades juegan un papel importante sobre la gestión del recurso; Pues para la ONU Agua, son ellas quienes dinamizan los modelos de desarrollo en los territorios, donde el agua representa un elemento esencial en la producción de alimentos, energía, entre otras necesidades básicas, por lo que Colombia debe tomar conciencia sobre el uso de los más de 100.000 km2  de este recurso,  riqueza que no es suficiente para surtir de agua para todos los colombianos, quienes a su vez deben reconocer el valor e importancia en tener una cultura de ahorro, cuidado y uso eficiente del recurso[5].
 
 


[1] OTCA, Contaminación del Agua en la Cuenca Amazonica. http://otca.org.br/gef/include/pdf/es/FNL_CONTAMINACION_lamina8_revisao4.pdf
[2] Gutiérrez, 2004. Perfiles urbanos en la Amazonia colombiana: un enfoque para el desarrollo sostenible.
[3] Defensoría del Pueblo, 2008. Estado Social, Ambiental Y Prestación De Los Servicios Públicos De Agua Potable Y Saneamiento Básico Del Trapecio Amazónico.
[4] Hernández Pasichana, S.M.; Posada Arrubla, A.: Gestión agua. Revista U.D.C.A Actualidad & Divulgación Científica 21 (2): 553 - 563Julio - Diciembre 2018
[5] MINVIVIENDA, Plan Director de Agua y Saneamiento Básico 2018 – 2030.

Artículos
2020-08-25

CONTÁCTANOS

¡NO TE PIERDAS NUESTRAS
ACTUALIZACIONES!

Suscríbete a nuestro boletín
Al hacerlo aceptas nuestra política de privacidad.

Suscribirse

Bogotá:

Carrera 14 # 89 - 48,
Oficina 305.
Climate Focus.
Tel: (031) 3 22 73 54

Carrera 21 No. 39 – 43,
Fundación Natura.
Cel: 314 333 0610

San José del Guaviare, Guaviare:

Calle 10 No. 20-29 Barrio La Esperanza.
Piso 2
CINDAP.
Cel: 313 812 4427

Florencia, Caquetá:
Carrera 9ª # 9-125 Barrio La Estrella.
REDCaquetaPaz.
Tel: (038) 436 43 42 Ext. 104

Línea de atención
al usuario:

320 2622498


Línea de atención técnica:

320 2837757


info@pidamazonia.com