PID AMAZONIA PID AMAZONIA
PID AMAZONIA

¿QUE HACER CON LA GANADERÍA Y LA PRADERIZACIÓN AMAZÓNICA?
Hay la urgente necesidad de reconvertir el sistema extensivo de explotación ganadera en la Amazonía, introduciendo modelos semi-intensivos que permitan el incremento de la capacidad de carga por unidad de área y la recuperación forestal de las áreas ya praderizadas.
 
El sistema ganadero imperante en la Amazonía es el extensivo, que implica la derriba del bosque, siembra de pastos e introducción de bovinos para mantener 0.8 U.G.G. por hectáreaExtensión de tierra correspondiente a una dimensión de 100 metros por 100 metros.  Se estima que la deforestación de esta área emite aproximadamente 400 toneladas de carbono./año (equivaliendo la U.G.G. a una res de 450 kilos), es decir que una hectáreaExtensión de tierra correspondiente a una dimensión de 100 metros por 100 metros.  Se estima que la deforestación de esta área emite aproximadamente 400 toneladas de carbono., en promedio, a lo largo del año no pude sostener sino un bovino de 360 kilos, al cual le permite una ganancia de peso diario de 320 gramos o 115 kilos/año.

La ganadería en el Departamento del Guaviare, a pesar de sus inconvenientes ambientales por el establecimiento de modelos de ganadería extensiva, sigue siendo una alternativa rápida y fiable para las economías campesinas del interior de su territorio. Por esta razón, no debemos afectar la producción ganadera, sino la forma en que ella se está desarrollando en los diversos predios campesinos.
 
Esta situación que cada día cobija más territorio en el departamento del Guaviare, debe ser corregida con la introducción de sistemas alternativos ganaderos (silvopastoriles, semiestabulación, Voisin, entre otros), que ajustando sus procedimientos, se adecúen a las necesidades del territorio ofreciendo la posibilidad de:
  • Intensificación de la producción ganadera
  • Reconversión de praderas excedentes en sistemas forestales y agroforestales
  • Protección de los relictos boscosos existentes aún en los predios.

A continuación vamos a describir el sistema de semiestabulación, que combina en predio la posibilidad de utilizar el sistema silvopastoril como un elemento básico de este sistema semi-intensivo.

LA SEMIESTABULACIÓN

“Este sistema consiste en tener confinados los animales durante ciertas horas (de las 7 am.  a las 12 m. e incluso hasta las 5 pm.),  brindándoles la alimentación en el sitio de confinamiento (establo) y el resto la obtienen de los potreros en los cuales se manejan cargas animales altas (4 U.G.G/ha)"1. Después de haberse alimentado durante este período, son enviados a los potreros para que complementen su ingesta.

Para suministrarle la alimentación a los animales semiconfinados, se hace necesario el establecimiento de los denominados PASTOS DE CORTE, en áreas específicas, compuestos por especies como King Grass Morado, King Grass Blanco, Imperial, Cuba 22, Guatemala,  entre otros, y aportantes de proteínas como la Morera, Botón de Oro, Mataratón, Nacedero, etc.

En condiciones ideales: Buenos suelos, climas favorables, buenos abonamientos, una hectáreaExtensión de tierra correspondiente a una dimensión de 100 metros por 100 metros.  Se estima que la deforestación de esta área emite aproximadamente 400 toneladas de carbono. de pasto de corte nos puede dar hasta 40.000 kilos (40 toneladas) de forraje verde por corte. Para el caso del Guaviare, en donde sus suelos no son los mejores, podemos plantear, de acuerdo a estudios preliminares2, un promedio, en mezcla de especies (Imperial, Elefante Blanco, Elefante Morado, Guatemala), de 36 toneladas por corte cada 60 días.
 
Es decir, una hectáreaExtensión de tierra correspondiente a una dimensión de 100 metros por 100 metros.  Se estima que la deforestación de esta área emite aproximadamente 400 toneladas de carbono. de pasto de corte nos puede ofrecer seis cortes al año, o sea 216 toneladas de pasto. Si consideramos los requerimientos alimenticios diarios de cada animal, estos se encuentran entre el 10 y el 12% de su peso vivo/día.
 
Si un animal pesa 450 kilos, requerirá entre 45 y 54 kilos/día de forraje. Pero como este proceso de semiestabulación considera el pastoreo como complementario a la dieta principal, vamos a suministrar en el sitio de semi-confinamiento tan sólo el 8% del peso vivo en forrajes, o sea: 36 kilos/día y el resto lo obtendrá en el potrero establecido para ello.

En la siguiente entrega, continuaremos desarrollando el sistema semiestabulado como una alternativa ganadera para la Amazonía y el efecto esperado sobre la reducción de la deforestación
 


1. Arronis Díaz, V., Recomendaciones sobre sistemas intensivos de producción de carne: estabulación, semiestabulación y suplementación estratégica en pastoreo. Sf.
 2.  CINDAP, 2011. La Ganadería sostenible: una meta prioritaria para las explotaciones ganaderas del país, con énfasis en territorios de colonización amazónica. Una experiencia desarrollada en el marco del Fondo GAP (Holanda), administrada por ECOFONDO, en los municipios de Florencia (Caquetá), Ituango (Antioquia) y San José del Guaviare (Guaviare)

Artículos
2017-04-05

CONTÁCTANOS

¡NO TE PIERDAS NUESTRAS
ACTUALIZACIONES!

Suscríbete a nuestro boletín
Al hacerlo aceptas nuestra política de privacidad.

Suscribirse

Bogotá:

Carrera 14 # 89 - 48,
Oficina 305.
Climate Focus.
Tel: (031) 3 22 73 54

Carrera 21 No. 39 – 43,
Fundación Natura.
Cel: 314 333 0610

San José del Guaviare, Guaviare:

Calle 10 No. 20-29 Barrio La Esperanza.
Piso 2
CINDAP.
Cel: 313 812 4427

Florencia, Caquetá:
Carrera 9ª # 9-125 Barrio La Estrella.
REDCaquetaPaz.
Tel: (038) 436 43 42 Ext. 104

Línea de atención
al usuario:

320 2622498


Línea de atención técnica:

320 2837757


info@pidamazonia.com