PID AMAZONIA PID AMAZONIA

INFORME COLOMBIA VIVA: ¿QUÉ LE ESPERA A LOS ECOSISTEMAS Y AL DESARROLLO DE LA AMAZONÍA?
Escrito por : Luis Cote
 
El Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés) ha publicado su informe Colombia Viva: un país megadiverso de cara al futuro (2017) en el que destaca que actualmente casi la mitad de los 85 ecosistemas del país se encuentran amenazados según la aplicación de la metodología de la lista Roja de Ecosistema
Sistema biológico constituido por una comunidad de organismos vivos interdependientes y el medio físico o hábitat común donde se crean relaciones de simbiosis y no simbióticas.
s de la Unión Internacional para la Conservación
La conservación ambiental o de la naturaleza son distintas formas de preservación del medio ambiente incluyendo flora y fauna, ecosistemas, valores paisajísticos, fuentes hídricas, entre otros. Comprende un conjunto de acciones hacia un manejo, uso y cuidado responsable de los bienes comunes en un territorio determinado, que asegure el mantenimiento y potencie sus condiciones presentes desde la identidad y costumbres de las comunidades locales y para las generaciones futuras.
de la Naturaleza[1].

Según WWF, esto se debe a que el desarrollo del país ha tenido lugar a costa de la biodiversidad y los ecosistemas. El área transformada por la intervención humana en el país pasó de 15 millones de hectáreaExtensión de tierra correspondiente a una dimensión de 100 metros por 100 metros.  Se estima que la deforestación de esta área emite aproximadamente 400 toneladas de carbono.s durante la colonización española, a 42 millones de hectáreaExtensión de tierra correspondiente a una dimensión de 100 metros por 100 metros.  Se estima que la deforestación de esta área emite aproximadamente 400 toneladas de carbono.s en el año 2000. Según el IDEAMInstituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales. Es la entidad gubernamental adscrita al MADS que se encarga del apoyo técnico y científico sobre el estado y las dinámicas de los recursos naturales y del medio ambiente en el país., solamente en los últimos dos años fueron transformadas alrededor de 1,5 millones de hectáreaExtensión de tierra correspondiente a una dimensión de 100 metros por 100 metros.  Se estima que la deforestación de esta área emite aproximadamente 400 toneladas de carbono.s –el 1,86% del área total de Colombia–.
 
Contrario al caso de los altiplanos, los valles interandinos y los bosques tropicales secos que han sido objeto de intensa afluencia humana incluso desde antes de la colonia, las grandes transformaciones en la Amazonía se han dado a partir de la segunda mitad del siglo pasado, siendo aún mayores durante la primera década del presente siglo. La Figura 1 muestra que las regiones con más hectáreaExtensión de tierra correspondiente a una dimensión de 100 metros por 100 metros.  Se estima que la deforestación de esta área emite aproximadamente 400 toneladas de carbono.s deforestadas a partir de 1990 han sido la regiones andina y amazónica:

Figura 1: DeforestaciónDesaparición o disminución de las superficies cubiertas por bosques producto de acciones humanas como expansión de la frontera agrícola, construcción de vías o asentamientos y ganadería, entre otros agentes. Sus resultados incluyen la degradación del suelo, liberación de Gases de Efecto Invernadero-GEI, pérdida de flora y fauna, cambios en las fuentes hídricas y alteración del ciclo del agua. en las principales regiones de Colombia

Fuente: Colombia Viva – Informe 2017

Colombia Viva señala además que durante las últimas décadas la deforestación ha sido responsable de la mayoría de las modificaciones de los ecosistemas terrestres en el país. Según los datos del Sistema de Información Ambiental (SINA) de Colombia, la superficie de bosque disminuyó 5,15 millones de hectáreaExtensión de tierra correspondiente a una dimensión de 100 metros por 100 metros.  Se estima que la deforestación de esta área emite aproximadamente 400 toneladas de carbono.s durante el período 1990-2015. Las principales causas, señala el informe, fueron la expansión de la frontera ganadera, la especulación de tierras y los cultivos de uso ilícito.
 
La Amazonía representó el 41% de la pérdida de bosque natural del país durante el periodo. Aun así, el porcentaje deforestado de bosques es menor en la Amazonía que en las demás regiones. Lo anterior se debe principalmente a que la región tiene una cobertura vegetal “original” significativamente mayor. Sin embargo, siempre y cuando el país continúe el camino de un desarrollo económico basado en la transformación de los ecosistemas y la extracción sin planificación de los recursos naturales, los causantes de dicha transformación –usualmente concentrados en otras regiones más “atractivas” al desarrollo– se trasladarán progresivamente a la región amazónica.

Lo anterior resulta probable pues además de una economía que compromete los ecosistemas y pone en riesgo la supervivencia de múltiples especies, el país tiene una población creciente que demanda cada vez más recursos, lo cual Colombia Viva calificó como una «encrucijada ambiental», en la cual la perdida irreversible de los atributos ambientales hará al país cada vez más vulnerable a los impactos que se derivan del cambio global.

El Informe también señala que la finalización del conflicto armado con las FARC conllevará a “uno de los más grandes procesos de transformación de grandes paisajes en la historia colombiana”. Lo anterior debido al retorno de las poblaciones desplazadas, los nuevos sistemas de producción rural de los desmovilizados y la erradicación y sustitución de cultivos ilícitos. Asimismo, porque el Estado, el sector privado y la inversión extranjera pondrán en marcha planes de desarrollo en regiones previamente marginadas de la producción económica.

La Amazonía, que ha estado marginada en gran medida de las lógicas extractivas y del desarrollo económico, se encuentra ahora “abierta” a dicho desarrollo. Esto no necesariamente implica que la lógica del desarrollo que ha definido otras regiones del país se vaya a repetir en la Amazonía. Lo que supone un riesgo podría ser una oportunidad, como señala, Luis Germán Naranjo, director de conservación de WWF, “[l]o que queremos es mostrar que la pérdida de la biodiversidad compromete el bienestar de la población, y por eso es importante prestarle atención y tener modelos de desarrollo que se basen en la protección del patrimonio natural de los colombianos”.

Lo que le espera a la Amazonía, estará determinado por la ruptura de los esquemas de desarrollo anteriores y el diseño e implementación de nuevos modelos de desarrollo que garanticen un futuro resiliente y bajo en carbono. Para lograrlo, Colombia Viva propone tres líneas estratégicas: i.) la naturaleza climáticamente inteligente[2],  ii.) sistemas efectivos de gobernanza, así como marcos legales y políticos fortalecidos, y iii.) los mercados y sistemas financieros como movilizadores del cambio. Prevenir la pérdida irreparable de los ecosistemas de la Amazonía o definir nuevos caminos de desarrollo no es tarea fácil, el informe Colombia Viva es un insumo importante para aquellos tomadores de decisiones y demás actores interesados en alcanzarla.
 
El informe completo y un resumen del mismo se pueden descargar en el siguiente enlace: https://colombiaviva.wwfcolombia.org/


 
[1] La aplicación de la metodología de la UICN en Colombia fue realizada por Andrés Etter, Angela Andrade, Paula Amaya y Paulo Arévalo (2015). Según los investigadores los aspectos más importantes a la hora de determinar el nivel de amenaza fueron la reducción del área original de los ecosistemas y los bajos niveles de conservación. Ver más en: https://iucnrle.org/static/media/uploads/references/published-assessments/etter-etal-2015-national-rle-assessment-final-report-colombia-sp.pdf. La pérdida de la integridad ecológica de dichos ecosistemas implica la extinción de muchas especies y la disminución de la provisión de los servicios ecosistémicos en el país.

[2] Esta línea incluye la creación de nuevas áreas protegidas, la recuperación de la funcionalidad de áreas degradadas, la provisión de servicios ecosistémicos, el establecimiento de sistemas productivos más compatibles con la naturaleza y un ordenamiento territorial con criterios ambientales y climáticos, entre otros.
Blog
2018-01-19