INCENTIVOS PARA CUIDAR LOS BOSQUES: UN CASO EXITOSO EN CAQUETÁ
El municipio de Belén de los Andaquíes es pionero en el departamento Caquetá, en la implementación del incentivo forestal tributario.
Este incentivo consiste en un descuento por concepto de impuesto predial unificado a los predios rurales cuyos propietarios siembren árboles, conserven las rondas hídricas, protejan los bosques, y establezcan programas de conservación ambiental en sus predios.  Los descuentos se dan de acuerdo al porcentaje de áreas protegidas en los predios así:
  • 40% o más de área reforestada o conservada, tiene un descuento del 20% del impuesto predial
  • Entre el 30% y el 40% de área reforestada o conservada, tiene un descuento del 15% del impuesto predial
  • Entre el 20% y el 30% de área reforestada o conservada, tiene un descuento del 10% del impuesto predial
  • Entre el 20% y el 10% de área reforestada o conservada, tiene un descuento del 5% del impuesto predial

Desde el año 2009 quedó establecido en el estatuto tributario de este municipio el mencionado incentivo forestal tributario y ha venido siendo ratificado en los siguientes estatutos tributarios de los años 2012 y 2016, sin embargo, la administración municipal sólo logro hacerlo operativo hasta el año 2015 después de actualizar el software y establecer un procedimiento para las verificaciones en campo de los solicitantes.

Se dio inicio a esta estrategia de una manera tímida, ya que con estos incentivos se disminuye el valor recaudado por el ente territorial, pero el compromiso de las administraciones municipales con la conservación de los recursos naturales en el territorio hizo que se diera amplia difusión a este beneficio y que para el año 2017 se lograra un aumento del 50% en la cobertura del incentivo.

También ha sido determinante que el municipio ostente el título de primer Municipio Verde de Colombia y Protector del Agua en el departamento del Caquetá, ya que esto ha hecho que los presidentes de las diferentes Juntas de Acción Comunal de la zona rural se involucren de manera directa incentivando a sus socios a acceder al incentivo y a mantener las zonas de bosque en sus predios.

Con la implementación de estos “beneficios tributarios verdes” se contribuye de manera directa al freno de la deforestación y a la mitigación del cambio climático desde las administraciones públicas, coadyuvando al cumplimiento de la agenda ambiental global.   El éxito de esta iniciativa ha hecho que otros municipios del departamento empiecen a replicarla.  Es así como, a partir del mes de junio de 2017, el municipio de Cartagena del Chairá, que tiene una de las más altas tasas de deforestación en el departamento, incorporó el incentivo forestal tributario en su estatuto de rentas.


Escrito por : Maria Elza Garcia
Blog
2017-08-14