ESTUFAS ECOLÓGICAS Y GASIFICACIÓN DE BIOMASA, COMO UNA PROPUESTA REAL PARA DISMINUIR HUELLA DE CARBONO Y LA DEFORESTACIÓN EN EL CAQUETÁ

En el año 2015, Faiber Soto Vargas termina sus estudios profesionales como Ingeniero Agrícola en la Universidad Surcolombiana de Neiva (Huila) con la inquietud de usar los conocimientos adquiridos para crear un impacto positivo en su comunidad, también de crear empresa y mejorar sus condiciones laborales.  Es así, como proyectó de modo empresarial su visión ambiental con una filosofía de bien común y empezó a desarrollar la idea de transformar la biomasa para usarla como fuente de energía alternativa renovable, desarrollando un prototipo de estufa modular, desarmable, liviana, de 2 puestos y 1 parrilla que utiliza desechos forestales de podas como fuente de combustión.


La particularidad del prototipo se basa en que se logra la combustión completa de la madera, logrando una reducción significativa de la cantidad de madera usada y la no generación de humo en el proceso de combustión.  Esta es la clave, según Faiber, ya que los elementos que componen el humo son combustibles desperdiciados.   Adicionalmente el hecho de alcanzar temperaturas de 450 a 500 ºC en la zona de reacción hace que la madera a utilizar no tenga que estar completamente seca.


En los ensayos desarrollados con el prototipo se ha logrado hervir 4 litros de agua en 25 minutos con 4.5 libras de biomasa (desechos de podas de árboles).


En estos dos años de trabajo ha logrado afianzar el prototipo de estufa hasta crear un producto con mayor capacidad y otros aditamentos como horno y hervidor de agua, que logren satisfacer las necesidades de los hogares caqueteños.  En estos momentos, están en capacidad de ofertar una estufa con los componentes que el cliente desee.  Adicionalmente desarrollaron el tema de la optimización de sistemas tradicionales como una estrategia de conservación de las tradiciones culinarias del territorio, esto permite que puedan optimizar el tradicional horno de barro y el fogón de leña de tres o cuatro puestos que se tiene normalmente en las cocinas campesinas del departamento.

Como parte del desarrollo de la iniciativa empezaron a experimentar con la biomasa generada de la industria panelera.  Los resultados obtenidos han sobrepasado las expectativas del equipo. Con el bagazo de caña han logrado:
 
  • Disminuir el consumo de madera y
  • Obtener una mayor eficiencia y rendimiento en el proceso

En el año 2017 se vincularon al proyecto Rafael Calderón Cuenca y Víctor Alejandro Moreno, con quienes se empezó la segunda fase del proyecto consistente en desarrollar un prototipo de gasificador, que es un reactor termo-químico donde tienen lugar varios procesos físicos y químicos complejos.  En él, la biomasa es secada, calentada, pirolizada, parcialmente oxidada y reducida en este reactor cuando ella fluye a través de él.

La gasificación retoma una tecnología desechada después de la segunda guerra mundial y permite, a partir de la quema de biomasa, generar un gas de síntesis del que se pueden obtener dos productos de manera simultánea:
 
  • Combustible para la cocción de alimentos después de acondicionar el gas de síntesis con un proceso físico sencillo
  • Energía eléctrica después de someter el gas de síntesis a un proceso más complejo.

En los ensayos desarrollados con el gasificador, han utilizado cascarilla de arroz como biomasa, obteniendo los siguientes resultados:
 
  • 1 kilogramo de biomasa logró hervir un litro de agua en 10 minutos.
  • 1.5 Kilogramos de biomasa generan 1 Kw/h de energía eléctrica.
  • El producto sobrante del proceso de gasificación es una ceniza que puede ser usada como recuperador de suelos ya que aporta gran cantidad de nutrientes en forma de elementos menores.
 
Iconos de Freepik para Flaticon

“Hasta ahora solamente hemos realizado ensayos con cascarilla de arroz como biomasa, pero también puede usarse cualquier tipo de biomasa no animal”, explica Faiber, siempre y cuando se acondicione al tamaño requerido y se seque.  Puede usarse:
 
  • Viruta de madera
  • Trozos de leña
  • Carbón natural
  • Bagazo de caña
  • Residuos de poda (madera y hojas)

Este camino ha recibido aportes e intercambio de conocimientos de docentes de la Universidad Sur Colombiana y de algunos ingenieros del exterior, quienes al igual que ellos están comprometidos en buscar alternativas para disminuirla deforestación en la amazonia colombiana.

A través de estas iniciativas, estos tres jóvenes están disminuyendo la huella de carbono, recuperando la cocina tradicional y ayudando a reducir la deforestación.

“El Caquetá tiene muchas cositas bonitas para trabajar, pero hay muy pocos incentivos para esto y cuando se hace este trabajo los costos a nivel personal y familiar son grandes”, dice Faiber.  Así, si quieres apoyar esta iniciativa y conocer más de los productos que estos emprendedores vienen desarrollando puedes comunicarte con Faiber Soto al email faibersotovargas@gmail.com, celular 3123321749 o con Rafael Calderón a rafacon77@hotmail.com, celular 3133072446.
 
Blog
2018-03-21