PID AMAZONIA PID AMAZONIA

¿ES POSIBLE LOGRAR LA CERO DEFORESTACIÓN EN COLOMBIA?
                                                                                                                                                                                                                                                                                                                            Por: Mauricio Cote

Colombia tiene como objetivo llegar a “cero deforestación” al 2030 en la Amazonía. Con el fin de lograr esta meta el país se ha vinculado a iniciativas como la Tropical Forest Alliance 2020 – TFA2020 (ver artículo de TFA) que promueven la reducción de la deforestación en sus bosques tropicales y que entró en vigor el pasado 28 de noviembre.  Estas iniciativas suscitan a través de distintos mecanismos poder lograr la reducción bajo esquemas de desarrollo sostenible.
 
Por ejemplo, la estructura de la TFA2020 se enfoca en el fomento y desarrollo de cadena productivas sostenibles en varios productos agroindustriales, como la carne de res, el aceite de palma, soya, entre otros.  También el gobierno nacional cuenta con la reciente Estrategia Integral de Control a la DeforestaciónDesaparición o disminución de las superficies cubiertas por bosques producto de acciones humanas como expansión de la frontera agrícola, construcción de vías o asentamientos y ganadería, entre otros agentes. Sus resultados incluyen la degradación del suelo, liberación de Gases de Efecto Invernadero-GEI, pérdida de flora y fauna, cambios en las fuentes hídricas y alteración del ciclo del agua. y Gestión de los Bosques – EICDGB, que reemplaza la Estrategia Nacional REDD+Reducción de Emisiones por Deforestación y Degradación Evitada. Esta es una herramienta desarrollada en el marco de la CMNUCC que busca promover la conservación de los bosques, el manejo sostenible de los mismos y el aumento en los contenidos de carbono de los bosques., y busca cumplir con los compromisos internacionales y nacionales para frenar la deforestación en Colombia contribuyendo a la reducción de gases de efecto de invernadero – GEI y generar propuestas de desarrollo mediante el uso y aprovechamiento de los recursos maderables y no maderables, control y monitoreo, freno a la expansión de la frontera agrícola y fortalecimiento de la gobernanza de los grupos étnico y comunidades campesinas, entre otros.
 
Parece que la meta de llegar a cero deforestación se aleja más, considerando las últimas cifras de hectáreaExtensión de tierra correspondiente a una dimensión de 100 metros por 100 metros.  Se estima que la deforestación de esta área emite aproximadamente 400 toneladas de carbono.s deforestadas en el territorio nacional que se incrementaron en un 44% con respecto al año anterior (ver articulo deforestación).  Es por esto que cabe preguntarse qué podría estar faltando para que esta meta pueda alcanzarse y contribuya al cumplimiento de los objetivos del país frente al Acuerdo de ParísAcuerdo internacional perteneciente a la CMNUCC que reemplazará el Protocolo de Kioto apartir del 2020. En este nuevo Acuerdo se incluyen los esfuerzos en las reducciones de Gases de Efecto de Invernadero-GEI de países en desarrollo mediante las Contribuciones Nacionalmente Determinadas-NDC. El Acuerdo fue negociado en la Conferencia de París en diciembre de 2015 y ratificado en diciembre de 2016 por más de 55 Partes que suman más del 55 por ciento de las emisiones globales de GEI. Colombia aprueba la ratificación del Acuerdo como proyecto de Ley en junio de 2017. a través de su iNDC.
 
Es claro que la deforestación causa disrupciones severas a nivel climático y ecológico (ver artículo de Mocoa) con impactos negativos a las comunidades locales.  Y como es bien sabido, hay motores o agente directos e indirectos que causan este fenómeno difícil de contener y controlar.  No obstante, algunos estudios en Brasil han propuesto algunas estrategias que pueden replicarse y favorecer a la reducción de la deforestación y alcanzar la meta definida por el país.  En Brasil se estaban deforestando cerca de 20.000 km2 en las pasadas dos décadas y gracias a varias intervenciones normativas, creación de áreas protegidas y restricciones en la tala ilegal se logró reducir la tasa a alrededor de 5.000 km2 desde el 2012. Aunque la reducción es notoria, se evidencia un estancamiento en la reducción de la tasa hasta la fecha.  Por lo que cabe preguntarse que es lo que está faltando para lograr la meta de cero deforestación.
 
Si bien hay diversos agente de deforestación y se han implementado varias estrategias para su reducción, no hay un consenso de cuál ha sido la intervención más efectiva que cause la reducción de la deforestación de manera más dramática. En primera instancia, es necesario establecer que la actividad de deforestación se lleva a cabo de manera legal e ilegal, esta última causada en muchas ocasiones por las presiones socioeconómicas y políticas de la región.  También se debe considerar que la implementación de las estrategias propuestas depende de cambios sociales y económicos profundos que promuevan un desarrollo sostenible y una agricultura productiva sin afectar de manera tangible los servicios ecosistémicos de los bosques tropicales.
 
El gobierno de Brasil ha adelantado múltiples acciones en los últimos años que han permitido la reducción de la deforestación en casi un 75%.  Algunas de estas fueron:
 
A pesar de este mosaico de políticas e instrumentos de control no se pudo evitar en Brasil un aumento en las tasas de deforestación en un 28% en 2013, principalmente debido al acaparamiento de tierras públicas y la deforestación en asentamientos rurales.  Esto muestra que las acciones gubernamentales, regionales y locales, requiere de una capacidad de gestión e institucionalidad muy sólida si se pretende lograr los objetivos colombianos de deforestación nula.
 
También se han destinado recursos financieros, pero según los expertos el costo de reducción de la deforestación en áreas privadas es muy elevado e incluso subestimado. Sin embargo, se ha estimado en cerca de un billón de dólares USD en 10 años y otros 150.000 millones mantener las áreas protegidas en la Amazonía brasileña.  Aun así se requieren fondos complementarios para las próximas décadas.
 
Por lo anterior, se debe decir que no hay una solución única para lograr la reducción de la deforestación a cero, pues el reto requiere múltiples factores que transcienden espacio y tiempo.  Además, los patrones de deforestación no son constantes y los intereses cambian a lo largo del tiempo haciendo más difícil el monitoreo y control.  El estudio brasileño presenta seis amenazas que evitan la reducción a la deforestación y seis estrategias para alcanzar la cero deforestación, que se intentan ajustar al contexto colombiano como se discuten a continuación.
 
Amenaza Estrategia para cero deforestación
Proyectos de desarrollo de infraestructura sin salvaguardas Inversiones sostenibles y establecimiento de salvaguardas con planes de mitigación de impactos y de compensaciones
Crecimiento de demanda de bienes y productos  maderables y no maderables del bosque como carne, madera, comestibles, azúcar, etc. Desarrollo de cadenas cero deforestación como TFA2020, cambio a ganadería intensiva, uso de áreas ya deforestadas
Políticas no sostenibles de desarrollo rural Incremento en la asistencia técnica, pago por servicios ambientales, fortalecimiento de las organizaciones locales
Implementación parcial de la normatividad vigente relacionada con bosques Implementación total de la normatividad vigente; uso de incentivos económicos producto de iniciativas o estrategias como la EICDGB
Lobby agrícola en el Congreso de la República con el fin de modificar áreas protegidas Protección de los derechos de los indígenas y socializar los efectos del cambio climáticoEs la alteración global del clima debido a acciones de tipo antrópico que se reflejan en cambios, normalmente extremos, de patrones de lluvias o épocas de sequía.  El cambio climático puede implicar tanto en aumentos como dismunición de la temperatura en algunas zonas de La Tierra que afectan la biodiversidad, el recurso hídrico y las comunidades más vulnerables a estos cambios.  y la deforestación en la producción de alimentos
Falta de regulación en la tenencia de la tierra: causa inseguridad y promueve el desgaste de los terrenos Mayor gobernanza de la tierra, garantizar el seguimiento de los POT
 
Las condiciones y retos brasileños son muy similares a los colombianos, por lo que muchos de los avances y soluciones que en Brasil se han logrado puede considerarse o replicarse dentro del contexto colombiano.  Es importante poder entender estas dinámicas complejas, pues l final se muestra que la preservación es más fácil y más económico que la restauración.
 
Fuente: Moutinho P, Guerra R, Azevedo-Ramos C. Achieving zero deforestation in the Brazilian Amazon: What is missing?. Elem Sci Anth. 2016;4:125.
 
Blog
2018-03-16