CONCENTRACIÓN DE TIERRAS EN EL GUAVIARE

Escrito por: Julio Roberto del Cairo

Una de las situaciones que más graves implicaciones puede tener para la consolidación de los procesos sociales, económicos y ambientales previstos para el departamento del Guaviare en los últimos años, es la concentración de tierras.
 

Son muchos los predios que han pasado a manos de terratenientes en toda la superficie intervenida del Guaviare. Si bien estos procesos permanecen ocultos a la vista de las entidades encargadas del cumplimiento de la ley, por la aplicación de diferentes modalidades en las transacciones efectuadas (Testaferrato, carta de compra-venta no registrados en Notarías, ni en las oficinas de Registro de Instrumentos Públicos), lo que si es cierto es que las áreas rurales de nuestros campos cada vez están más despobladas de sus habitantes originales.

Y se está hablando de una Zona de Reserva Campesina (ZRC), con todas las implicaciones de Ley que esta figura tiene, en donde se han definido unos sistemas de medición de la propiedad posible de mantener en tenencia, denominada la Unidad Agrícola Familiar (UAF), que para el caso del Distrito de Manejo Integrado / Zona Sustraída de la Reserva Forestal de la Amazonía, del Guaviare, se ha estipulado así1

UNIDADES AGRÍCOLAS FAMILIARES EN EL GUAVIARE

Zona relativamente homogénea No. 1

Calamar

163 a 220 hectáreaExtensión de tierra correspondiente a una dimensión de 100 metros por 100 metros.  Se estima que la deforestación de esta área emite aproximadamente 400 toneladas de carbono.s

Zona relativamente homogénea No. 2

El Retorno

75 a 101 hectáreaExtensión de tierra correspondiente a una dimensión de 100 metros por 100 metros.  Se estima que la deforestación de esta área emite aproximadamente 400 toneladas de carbono.s

Zona relativamente homogénea No. 3 Tierra firme

San José del Guaviare

52 a 71 hectáreaExtensión de tierra correspondiente a una dimensión de 100 metros por 100 metros.  Se estima que la deforestación de esta área emite aproximadamente 400 toneladas de carbono.s

Vega Río Guayabero

San José del Guaviare

130 a 175 hectáreaExtensión de tierra correspondiente a una dimensión de 100 metros por 100 metros.  Se estima que la deforestación de esta área emite aproximadamente 400 toneladas de carbono.s

Vega inundable Río Guaviare

San José del Guaviare

101 a 137 hectáreaExtensión de tierra correspondiente a una dimensión de 100 metros por 100 metros.  Se estima que la deforestación de esta área emite aproximadamente 400 toneladas de carbono.s

Zona relativamente homogénea No. 7 Sabanas Naturales

San José del Guaviare

212 a 287 hectáreaExtensión de tierra correspondiente a una dimensión de 100 metros por 100 metros.  Se estima que la deforestación de esta área emite aproximadamente 400 toneladas de carbono.s

 

Todas estas normas se han dejado pasar sin pena ni gloria por el territorio, todo el mundo habla de ellas, pero no se toman decisiones por ninguna instancia para darle cumplimiento a las mismas. Se sabe que las normas existen y muy a pesar de ello nadie las cumple. Ni los compradores de predios, ni las instituciones que deben velar por el cumplimiento de la ley.

Mientras tanto la concentración de la propiedad sigue siendo una gravísima problemática para el Guaviare, por lo que implica, de manera directa, la cristalización de la ganadería extensiva en el departamento y el irrespeto profundo por la cobertura boscosa del territorio.

Se ha hablado de diversos mecanismos para tratar de controlar estas inicuas intervenciones sobre la biodiversidad y los recursos naturales, pero al parecer su implicación no pasó de la etapa de formulación de las acciones a desarrollar, pero de allí a su real aplicación hay un larguísimo trecho, que por lo general, el tiempo transcurrido se encarga de ocultar a los ojos de la sociedad, lo que sumado a la “mala memoria” de la misma, se encarga de terminar de enterrar cualquier posible acción de freno a las intromisiones inadecuadas en el bioma amazónico.

La falta de aplicación de programas de desarrollo sostenible y alternativo en el Departamento, que debería buscar la rentabilidad del sistema productivo campesino en condiciones amazónicas y la sustitución de los cultivos ilícitos, sumado a la deserción de las poblaciones infantiles y juveniles de las zonas rurales por el temor de caer en manos de los grupos irregulares, ha ocasionado el envejecimiento de la población rural, en donde es muy difícil encontrar sectores poblacionales jóvenes y los relevos generacionales han, prácticamente, desaparecido.

Los jóvenes de hoy, que abandonaron obligadamente sus predios, que conocieron las “ventajas” de la ciudad, no quieren volver al campo, porque las condiciones de vida allí no son las mejores, hecho que motiva las acciones de venta de los predios originarios por parte de sus padres, a sabiendas que no serán tierras heredables por su descendencia, lo que facilita en algunos sectores de la Zona Sustraída de la Reserva Forestal, la concentración de las tierras en manos de pocos, para explotaciones ganaderas extensivas

De otro lado, los grandes capitales del interior del país, han venido tomando posesión de amplias áreas de las Zonas de Reserva Forestal, usando testaferros para esas adquisiciones, que, en poco tiempo, deberán ser beneficiadas por la construcción de sector de la vía de la Marginal de la Selva que unirá a San Vicente del Caguán con San José del Guaviare.

La Burbuja Forestal debe hacer un control efectivo sobre la marcada deforestación del departamento2, tomando acciones rápidas y ejemplares, sobre las personas o conglomerados financieros que están apropiándose de estos suelos, deforestando de manera indiscriminada, para acceder a posibles beneficios y valorizaciones posteriores, que les incrementen, en forma exagerada, sus inversiones actuales.
 

 


1. http://www.icbf.gov.co/cargues/avance/docs/acuerdo_incoder_0132_2008.htm

2. El General Cesar Augusto Parra, indica que la Burbuja Forestal es una estrategia perfectamente alineada con los objetivos de Visión Amazonia que además de ejercer un control sobre la tala indiscriminada también busca medidas ejemplares contra quienes realicen esta actividad ilícita;  “Nuestra tarea es tomar medidas, prestar apoyo y vigilar los riesgos, allí es importante la participación de las alcaldías,  la gobernación, y todos los actores involucrados sin embargo es vital también articularse y generar para las comunidades otras alternativas que desestimulen la tala ilegal”. http://cda.gov.co/es/noticias/en-guaviare-se-conformo-la-burbuja-ambiental


Blog
2017-07-18