PID AMAZONIA PID AMAZONIA

CAMINANDO POR LA AMAZONÍA
 
Mauricio Cote y Janeth Bougard
 

Recorrer parte la Amazonía colombiana
La Amazonía colombiana es una de las seis regiones naturales de Colombia ubicada al sur del país.  Limita por el norte con la Orinoquía, por el Oeste con la región Andina, por el este con Venezuela y Brasil y por el sur con Perú y Ecuador.  Comprende cerca del 50% del área terrestre colombiana y es la zona menos poblada del país. La conforman los departamentos de Amazonas, Putumayo, Vaupés, Caquetá, Guainía, Guaviare y parte del Meta y Vichada.  Hace parte de la selva del Amazonas que es la más extensa zona forestal del mundo. 
a pie, no sonará para muchos como un plan atractivo para realizar como parte de su trabajo o vacaciones. Sin embargo, esto no es así para Julio Andrés Rozo, Director de la Academia de la Innovación para la Sostenibilidad - AISO y Francisco Henríquez, un chileno radicado en Colombia, quienes emprendieron, lo que ellos llaman “una caminata por una Amazonía emprendedora”.  Estos dos aventureros, conscientes de la realidad que en este momento afronta la Amazonía de nuestro país en temas de deforestación de la selva del Caquetá y Putumayo, como efectos rebote del Posconflicto, piensan sobre la necesidad de fomentar espacios creativos y diferentes para llevar un mensaje sobre la importancia de la conservación. 

 

 
Estos dos emprendedores sociales tienen como principal objetivo la visibilización de los retos y oportunidades que tienen los departamentos del Caquetá y Putumayo, así como buscar que la percepción del resto de colombianos cambie, mostrando la cara positiva de esta región.  Según Julio Andrés lo que se pretende es “que esta caminata genere curiosidad a la comunidad local y que la gente de las urbes y otras partes del país, que desconocen esta región, puedan entender parte de la realidad del territorio.  Así podemos empezar a entender retos de la deforestación para generar capacidades en la creación de negocios verdes o proyectos de turismo sostenible como oportunidad de aumentar los ingresos.  En la medida en que las personas tengan un buen imaginario del territorio, la oferta y la demanda van a aumentar y estos significa consumo.”  La visibilización de los productos y servicios a las personas de todo el país es uno de los valores agregados a esta caminata, que se presenta como un gancho para atraer la atención y poder transmitir y comunicar los objetivos que se buscan.

 
Es claro que el camino no es fácil, o por ponerlo en términos locales, hay una necesidad de abrir trocha, de crear los caminos para que la deforestación deje de ser la alternativa de subsistencia y por el contrario la conservación se convierta, gracias a incentivos institucionales como los Pagos por Servicios Ambientales – PSA, en una forma de generación de nuevos recursos económicos familiares.  Este apoyo desde lo institucional es clave; por ejemplo, actores como Visión Amazonia o el Instituto Sinchi han apalancado la gestión de la caminata y han suplido información relevante para la realización de las actividades en los municipios, por eso, se hace necesario divulgar todas las herramientas disponibles para que los negocios verdes o los emprendimientos sostenibles sean exitosos.  Si esto se conoce, aumentaría la probabilidad que las comunidades locales se interesen en establecer negocios verdes, desincentivando las actividades relacionadas con la deforestación.
 
Figura 1. Recorrido planeado de la caminata “Amazonia emprendedora”


La travesía que Julio Andrés y Francisco iniciaron el pasado 7 de febrero arrancó en San Vicente del Caguány concluirá en Mocoa, Putumayo el próximo 4 de marzo (ver mapa).  Un recorrido aproximado de 370 km sobre tramos pavimentados y destapados, en la carretera que une estas dos ciudades.  La caminata recorre en total, 16 municipios donde se han realizado diversas actividades de interacción con la comunidad como jornadas de siembra, limpieza de quebradas, elaboración de murales, conversatorios y charlas sobre emprendimientos en negocios verdes. Se busca dejar de lado la teoría y motivar la participación con acciones y actividades que se transformen en hechos, en resultados visibles y que permitan a las comunidades empezar un proceso de apropiación local por la selva y su entorno.  Es decir, la educación ambiental, que es parte de los objetivos de esta caminata, tiene un mayor impacto y efecto sobre los distintos actores como jóvenes, campesinos, comunidades indígenas y representantes de las instituciones locales cuando se incluyen desde lo local aspectos artísticos, culturales y sociales como herramientas de comunicación.  Estos son hoy en día  elementos innovadores para llevar un mensaje más fuerte y de mayor penetración y alcance.

 
Para Julio Andres y Francisco las caminatas son parte de su vida.  AISO ya ha realizado cuatro caminatas, cada una en promedio de 250km, en donde han encontrado historias de emprendimiento sostenibles y negocios verdes para ser visibilizadas.  En estos recorridos han descubierto que las acciones que se salen de los mecanismos y metodologías tradicionales  muestran un carácter muy atractivo y convierten la educación ambiental en un aprendizaje por vivencias.  En esto, asegura Julio Andrés, radica la importancia del tema de la reducción de la deforestación, haciendo uso de estos elementos disruptivos.


 
Vìctor Mallarino, Embajador Natura, se unió a la caminata
 
La PID se propuso apoyar esta caminata como una representación simbólica por la identidad de intereses comunes de las dos organizaciones.  Delegados del equipo PID iniciaron el recorrido antes del amanecer desde Florencia, en carro, para unirse a los caminantes en San José de Fragua.  Estaban acompañados por el embajador de Fundación Natura, Víctor Mallarino, título que recibió de esta organización por compartir su pasión por la conservación de la biodiversidad del país.  Mallarino aceptó acompañar la caminata Amazonía Emprendedora para llamar la atención de la ciudadanía en general sobre la deforestación que afronta esta zona del país.
 

 
Recibidos por el Alcalde de San José de Fragua, Carlos Enrique Díaz, se llevó a cabo un desayuno donde el mandatario alentó a los caminantes exhortándolos para que “este esfuerzo de ustedes se convierta en una ventana para el mundo. Queremos que la Amazonía tenga un desarrollo sostenible, mejorando la calidad de vida de nuestras comunidades sin deforestar, sin acabar con nuestros recursos naturales, sin contaminar las fuentes hídricas y sobre todo, pensando en el futuro de nuestros hijos y nuestros nietos”.

 
En el parque principal los caminantes, Mallarino, el Alcalde y el equipo PID, contaron a los habitantes de San José de Fragua, la razón que los motivó a unirse a esta aventura, el por qué un actor de televisión acogió sin pensar dos veces este llamado y sobre todo el por qué organizaciones de la sociedad civil también se sintieron identificados.

 
Caminantes, invitados especiales y algunas personas que hace unos días se han unido a la causa, iniciaron su camino rumbo al Sur.  Al grupo se unieron Mario Angel Barón Castro, Director Caquetá de Corpoamazonía y Edgar Otavo, enlace de Visión AmazoníaVisión Amazonía es una propuesta ambiciosa del Gobierno Nacional para lograr un desarrollo sostenible, bajo en carbono, la conservación de los bosques y la biodiversidad de la Amazonía colombiana. en Caquetá.

 
Pero con sorpresa, doña Margarita Pinzón, una abuela del municipio que le gustó el objetivo de la caminata y a sus 81 años, se puso al ritmo de los caminantes, los acompañó llevando el paso, por espacio de 1 hora. 
 

Durante el recorrido El Embajador de la Fundación Natura y el equipo PID aprovecharon para hablar sobre temas de interés común, como los paisajes, los negocios verdes que han ido encontrando en su andar, el recorte en el presupuesto y destinación de los recursos del recaudo del impuesto al carbono del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, la cultura del campesino de tumbar y quemar antes de sembrar, entre otros.

 
El camino con subidas, curvas y bajadas de estos hombres abre espacios para invitar a la región a ser más emprendedora, para buscar transformar la visión de las comunidades locales y su relación con la selva y el entorno.  Es importante evidenciar los desafíos que afronta la región y la apuesta que estos dos héroes han hecho por la Amazonía, porque donde quiera que llegan, a pesar de las ampollas y el cansancio, continúan llevando mensajes de sostenibilidad, emprendimiento y conservación de la biodiversidad.

 

 
Blog
2018-03-06